La regulación china afecta a la bolsa

La presión regulatoria del Gobierno y el regulador chino sobre las empresas tecnológicas que cotizan en Wall Street -y en última instancia sobre las de educación privada- ha provocado una oleada de ventas en la Bolsa de Hong Kong que lleva a su principal índice, el Hang Seng, a desplomarse un 9,6% desde el pasado viernes, en apenas tres sesiones, y a añadir incertidumbre extra al resto de mercados asiáticos, sobre todo, pero también a los mundiales en general. 

El selectivo, que perdió el viernes un 1,45% y el lunes se dejó otro 4,13%, ha retrocedido un 4,32% adicional este martes, lastrado sobre todo por gigantes tecnológicos como Tencent (-8,98%), Alibaba (-6,35%) o como la compañía especializada en plataformas de comida a domicilio Meituan (participada por la propia Tencent) que se desploma un 17,66%, entre otras.

El castigo, aunque inferior, se extiende también a otros mercados del continente. La Bolsa de Shanghái retrocede un 2,49%, el índice Shenzhen, que aglutina también a las tecnológicas chinas, pierde un 3,67%; mientras que la caída se reduce al 0,77% en el caso del principal índice de la Bolsa de Taipéi (Taiwán). El Kospi surcoreano y el Nikkei de Tokio consiguen desmarcarse con subidas del 0,24 y del 0,49%, respectivamente. Sídney se anota también un 0,5%.

Las caídas se iniciaron el lunes y “si en un principio pareció pesar algo en el ánimo de los inversores el nuevo ‘ataque intervencionista’ del gobierno chino contra las compañías cotizadas en Wall Street -esta vez le tocó a las dedicadas a la enseñanza privada-, lo cierto es que, finalmente, terminó sólo afectando a las compañías ‘señaladas’, las cuales ya habían sufrido fuertes descensos en sus cotizaciones el pasado viernes cuando se conoció la noticia”, apuntan desde Link Securities

Próxima

Entradas Relacionadas