window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-40999709-1');

Comienzan a cotizar las nuevas acciones de ACS resultado de la entrega del dividendo flexible

La filial australiana de ACS coloca un bono con vencimiento a ocho años

Este viernes 23 de julio han comenzado a cotizar en Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia las nuevas acciones de ACS, resultado de la entrega del dividendo flexible de un nuevo título por cada 19 actuales.

Se trata de 8,33 millones de acciones con un importe nominal de 4,16 millones de euros y un valor actual, según precios de mercado, de 183 millones de euros, que el 60% de los accionistas de la constructora optó por recibir de esta forma, incrementando su exposición a la compañía.

El resto, el 40% del total, eligió recibir el dividendo de ACS en efectivo, un pago de 1,27 euros que los accionistas se embolsaron el pasado jueves 8 de julio, tal y como estaba previsto en el calendario del ‘scrip dividend’.

La constructora presidida por Florentino Pérez ha decidido ejecutar una reducción de capital por amortización de acciones propias para que los accionistas que escojan el efectivo no vean diluida su participación en el capital social, por lo que también se reducirá el capital en ese mismo importe.

Esta operación está en línea con las actuaciones que viene realizando ACS desde el año 2012 y con la práctica en los últimos años de otras importantes compañías cotizadas, que cada vez más dan a sus accionistas la opción de elegir entre estas dos alternativas o una combinación de ambas.

En julio de 2020, el pago fue de 1,38 euros por acción, y el anterior de 1,45 euros, con lo que el dividendo de 2021 esta por debajo del de los dos últimos ejercicios.

ACS ganó 574 millones de euros el pasado año, un 40,3% menos, como consecuencia del impacto negativo del coronavirus en su negocio.

Próxima

Entradas Relacionadas