Ryanair aúpa a las aerolíneas en bolsa

El control de la pandemia y la alta incidencia de vacunación han sido claves para que Ryanair haya mejorado sus estimaciones en la jornada pasada. Si el coronavirus no vuelve a hacer de las suyas, el rey del bajo coste espera superar en un 50% el tráfico precovid en cinco años: desde los 149 millones de antes de la pandemia hasta los 225 millones para marzo de 2026. El objetivo anterior era de un incremento del 33%.

La reacción de los valores del sector no se ha hecho esperar, empezando por la propia Ryanair, que ha subido un 7% en la bolsa de Londres y logra neutralizar sus pérdidas en lo que va de año. Otras grandes aerolíneas europeas, como Air France (+1,81%) o Wizz Air (+4,99%), también celebran el nuevo escenario, mientras que Lufthansa registra una jornada mixta en la Bolsa de Fráncfort.

En España, IAG ha ganado un 4,33%, una pequeña alegría en un mes nefasto, en el que las pérdidas todavía alcanzan los dos dígitos. Pero el optimismo no se queda en las aerolíneas, sino que afecta a otros valores del sector turístico. Es el caso de Meliá, que ha ganado un 3,57%, y Amadeus, que sube un espectacular 3,92%. Las tres compañías se cuelan en el ‘top 3’ de ganancias del Ibex, solo por detrás de Inditex, y tienen mucho que ver en el buen desempeño del índice madrileño, que sube más de un 1%.

Tras muchos meses difíciles, en las que el tráfico se ha recuperado de forma progresiva y siempre condicionada por la imprevisible evolución de la pandemia, la vacunación va, poco a poco, disipando las dudas en el sector. Y el siempre optimista Michael O’Leary, CEO de Ryanair, ha aprovechado el contexto para lanzar, en una reunión con accionistas, un mensaje de ánimo de cara al futuro, empezando por la recuperación, para este mismo invierno, del 90% de la capacidad que tenía la aerolínea antes del coronavirus.

Ryanair prevé crear 5.000 puestos de trabajo en el próximo quinquenio, además de abrir sendos centros de entrenamiento en España y Polonia, que se sumarán al que acaba de inaugurar en Dublín, con una inversión de 50 millones de euros.

El consejero delegado se ha mostrado convencido de que la empresa podrá recuperarse de la pandemia y conseguir crecer, tanto en el tráfico aéreo como en la creación de empleo. También ha informado de que Ryanair abrirá nuevas bases en Europa este año y se hará con ‘slots’ (despegue y aterrizaje) que han quedado vacantes por otras aerolíneas que han reducido sus flotas.

Pese a todas las incertidumbres, los analistas confían en el plan de la compañía: Sathish Sivakumar y Manikandan Subash Chandran, de Citigroup, explican en una nota recogida por Bloomberg que su cuota de mercado en los vuelos de corta distancia podría aumentar desde el 13% de 2019 hasta el 20% en 2025.

Próxima

Entradas Relacionadas