Acciona vende un paquete de concesiones a Meridiam y Bestinver

Acciona vende un paquete de concesiones a Meridiam y Bestinver

Acciona ha alcanzado un acuerdo para vender a Meridiam y Bestinver sus participaciones en ocho activos concesionales en España, que incluyen dos autovías, cuatro hospitales, un canal de agua y una universidad, por un importe de 484 millones de euros.

De esta cantidad, 357 millones de euros representan el valor de las participaciones de la compañía y 127 millones de euros, la deuda asociada, según ha informado este lunes el grupo en un comunicado.

En concreto, Acciona se desprenderá de sus participaciones concesionales en la Autovía A-66 Ruta de la Plata (Gijón-Sevilla), la Autovía CM-42 de los Viñedos (Toledo-Tomelloso), el Hospital Álvaro Cunqueiro (Vigo), el Hospital de Toledo, el Hospital Can Misses (Ibiza), el Hospital Universitario Infanta Sofía (Alcobendas), el Canal de Navarra y la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona.

Meridiam adquirirá participaciones de referencia en los ocho activos, con un paquete valorado en 312 millones de euros, mientras que Bestinver, a través de su nuevo fondo de infraestructuras, tomará participaciones minoritarias en la autopista CM-42 y en los hospitales de Ibiza y Alcobendas, por 45 millones de euros, en las mismas condiciones.

El grupo prevé cerrar esta operación, sujeta a diversas autorizaciones, en el primer semestre de 2021. Antes de finalizar 2020, Acciona estima que ingresará, como pago parcial del precio de la transacción, 234 millones de euros.

Acciona ha destacado que esta operación se enmarca en su estrategia de rotar activos maduros con el objetivo de maximizar el retorno del capital empleado, continuar con la reducción del endeudamiento financiero del grupo e impulsar nuevas inversiones, además de cumplir con el objetivo de venta de activos anunciado.

Crédit Agricole Corporate and Investment Bank ha actuado como asesor financiero exclusivo de Acciona en esta operación.

Hace algunas semanas, la empresa informó que los resultados se vieron impactados seriamente por la Covid-19 a la conclusión del tercer trimestre: 759 millones en ingresos ante la caída de los precios de la energía y la ralentización de obras, y 195 millones en ebitda, según ha comunicado a la CNMV.

El beneficio neto, de 78 millones de euros, sufre una caída del 63%, tocado por la contribución negativa de la puesta en equivalencia de Nordex (56 millones en contra). La empresa ha destacado que “en el tercer trimestre las cifras reflejan una recuperación gradual de la actividad y una mejora sensible en los resultados financieros, tendencia que se espera se consolide en el cuarto trimestre y en 2021”.

La compañía continúa con su programa de medidas anticrisis, con el fin de proteger su posición financiera y mantener el crecimiento en Energía e Infraestructuras.

Próxima

Entradas Relacionadas