Endesa y BBVA promueven un parque eólico que producirá 80 gigavatios

Endesa y BBVA promueven un parque eólico que producirá 80 gigavatios

Endesa y BBVA han firmado un contrato bilateral a largo plazo (PPA) para la compra y venta de energía verde, que incluye la construcción de un parque eólico en España, que garantizaría la producción de 80 gigavatios (GWh) y estaría disponible a partir de 2020.

Según informó Endesa, Enel Green Power España, su filial renovable, construirá y mantendrá la planta, y BBVA comprará la energía.

La compañía eléctrica suministrará el 30% del consumo de BBVA mediante el parque eólico y el 70% mediante el modelo de suministro tradicional que incluye certificados verdes, tanto en edificios corporativos como en la red de sucursales bancarias.

En esta línea, BBVA se ha adherido recientemente a la iniciativa RE100, a través de la cual se compromete a que el 100% del consumo del Grupo BBVA en todo el mundo proceda de energías renovables. Por otro lado, el Compromiso 2025 incluye el objetivo de reducir un 68% las emisiones de CO2 del Grupo BBVA, hasta las 90.000 toneladas.

El consumo energético anual del banco en España asciende a 237 gigavatios (GWh) -equivalente al consumo anual de 67.500 viviendas o al del conjunto de los hogares de la provincia de Soria- y está suministrado al 100% por Endesa, a un precio fijo y con garantía de origen.

La firma de contratos de compraventa de energía verde o PPA es una nueva modalidad de suministro, que aumenta el compromiso con la sostenibilidad del medio ambiente, al tiempo que permite ahorros energéticos. En el caso de BBVA, el banco dispondrá de un precio fijo de la electricidad del parque eólico que supondrá un ahorro anual de aproximadamente el 10%.

Endesa informó recientemente que cerró el primer semestre con un beneficio de 752 millones de euros, el 15% más que en el mismo periodo del año pasado, gracias al tirón del mercado liberalizado, la mejora del negocio regulado y mayores márgenes en el gas.

Los ingresos se mantienen estables en torno a los 10.000 millones de 2017, con un total de 9.934 millones en seis meses. Por su parte, el beneficio bruto se incrementó el 12%, hasta los 1.804 millones de euros, según los datos remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El resultado bruto de explotación (Ebit) creció un 17%, hasta los 1.053 millones, y las inversiones brutas un 41%, hasta los 554 millones, principalmente por la construcción de potencia eólica y fotovoltaica que la compañía se adjudicó en las subastas de renovables de 2017. De su parte, los gastos de explotación se mantuvieron estables, en 1.012 millones de euros.

Cifras en mano, la compañía asegura que está “en la senda de alcanzar los objetivos comprometidos para 2018”, que serían de 1.400 millones de euros de beneficio para el conjunto del ejercicio y con un Ebitda de 3.400 millones de euros.

Entradas Relacionadas