Bankinter consigue 526,4 millones en 2018

Bankinter consigue 526,4 millones en 2018

Bankinter registró en 2018 un beneficio de 526,4 millones de euros, según ha señalado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El dato supone un avance del 6,3% respecto a las ganancias del banco presidido por Pedro Guerrero en 2017.

“El grupo consolida un periodo de seis años seguidos batiendo resultados, con una tasa anual de crecimiento compuesto entre los años 2012 y 2018 del 27%”, ha resaltado la entidad, que ha obtenido este resultado basado en el negocio recurrente y con sus principales fortalezas: rentabilidad, solvencia y calidad de activos, “en puestos de liderazgo sectorial”.

El beneficio antes de impuestos de Bankinter se situó en los 721,1 millones, lo que supone un incremento del 6,5% respecto al año anterior.

Entre las fortalezas puestas de manifiesto en estos resultados destaca, “una vez más”, según ha explicado el banco, la rentabilidad, con un ROE, o rentabilidad sobre el capital invertido, del 13,2%, que sigue situando a Bankinter “como el banco cotizado español más rentable”.

El banco presidido por Pedro Guerrero ha resaltado que los resultados presentados cierran el ejercicio con crecimientos en todos los márgenes de la cuenta, en línea con la tendencia observada a lo largo del año.

Así, el margen de intereses concluyó el año 2018 en 1.094,3 millones de euros, lo que supone un 5,8% más que hace un año, al tiempo que el margen bruto alcanzó los 1.940 millones de euros, un 6,4% más que al cierre de 2017, con unos ingresos por comisiones de 450 millones en el año, que crecen al 6,2% y suponen ya el 23% del total de este margen.

Por su parte, el margen de explotación se situó en 936,4 millones de euros, lo que significa un crecimiento del 6,5%, a pesar de unos gastos que se han incrementado un 6,2% durante este año: un 4,3% más los de la actividad bancaria en España y un 13,5% los de Línea Directa para impulsar nuevos negocios.

Pese a ello, según explica la entidad, el crecimiento de los ingresos hace mejorar respecto al año pasado la ratio de eficiencia de la actividad bancaria con amortizaciones, que se sitúa en el 46,8% frente al 47,7% de hace un año.

En lo referente al balance, los activos totales del grupo ascienden al término del ejercicio a 76.501,5 millones de euros, un 7,2% más que en 2017.

El total de la inversión crediticia a clientes sumó en 2018 un total de 55.469,6 millones de euros, un 4,1% más respecto al mismo dato de hace un año.

En España, la cartera de inversión crediticia de Bankinter asciende a 50.100 millones de euros frente a los 48.500 millones de hace un año, lo que supone seguir creciendo en crédito mientras que el sector en España decrecía en ese mismo epígrafe un 1,9%, con datos a noviembre.

Asimismo, los recursos minoristas de clientes concluyen 2018 en 50.583,8 millones de euros, lo que supone un 8,9% de incremento respecto a hace un año. De ese importe, 46.300 millones de euros corresponden a España, frente a los 42.800 millones de 2017.

Respecto a la calidad de activos, Bankinter ha destacado que mantiene sus cifras en una “óptima situación”, al reducirse la morosidad total del grupo por debajo del 3%, concretamente en el 2,90%, menos de la mitad que la media sectorial. Por lo que se refiere a la morosidad en España, esta se reduce al 2,84%.

En este sentido, Bankinter ha subrayado la tendencia similar experimentada por la cartera de activos inmobiliarios adjudicados, que se ha reducido en este periodo hasta alcanzar un valor bruto de 348,2 millones de euros cuando a finales de 2017 se situaba en los 411,6 millones. La cobertura de estos adjudicados es del 44,4%.

La ratio de capital CET1 ‘fully loaded’ de Bankiter avanzó 29 puntos básicos al cierre de 2018 respecto al dato de 2017, un aumento del 11,75%, con lo que rebasa las exigencias de solvencia solicitadas por el BCE a la entidad.

Entradas Relacionadas