#Naturgy

Naturgy gana un 45,6% menos pero mantiene objetivos a pesar del Covid-19

Naturgy ha registrado unas pérdidas de 347 millones de euros en el año 2020, frente a las ganancias de 1.401 millones de euros del ejercicio anterior, tras apuntarse un deterioro de 1.363 millones de euros por una nueva revisión en la valoración de activos, principalmente de generación convencional en España, según ha informado la compañía. En concreto, la compañía energética que preside Francisco Reynés, con el objetivo de proporcionar una valoración de sus activos "más transparente y ajustada al escenario energético actual", ha realizado durante el último trimestre del año pasado esta revisión de la valoración de estos activos que se ha traducido en ese impacto.

Naturgy obtiene un beneficio de 490 millones hasta septiembre

Naturgy ha obtenido un beneficio neto de 490 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que representa una caída del 45,6% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según ha informado la compañía. Todo ello, a pesar del impacto del Covid-19 y de un escenario energético complejo a nivel internacional, mantiene sus compromisos tanto financieros como operativos y en materia ESG para este ejercicio. El presidente de la compañía, Francisco Reynés, ha señalado la necesaria “implicación del sector privado, y el energético especialmente, para contribuir a recuperar la senda del crecimiento y construir un nuevo entorno post Covid que nos permita adaptarnos a las necesidades de nuestros clientes y velar por avanzar en una transición energética justa y equilibrada para todos”.

Francisco Reynés: “La transición energética será uno de los motores tractores de la inversión”

Francisco Reynés, presidente de Naturgy, ha participado en el XIX Congreso de Directivos CEDE: ‘Cómo afrontar la transformación de las organizaciones’, donde ha hecho hincapié en la importancia de traducir los planes de transición energética en “proyectos concretos”, ya que está transformación será uno de los elementos tractores tras el Covid-19 para generar inversión y empleo en una economía “muy dañada”.