window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-40999709-1');

¿Cómo afecta la reunión Biden-Xi Jinping a la bolsa?

Todas las miradas estarán puestas esta semana en el IPC americano (martes) y la reunión entre Biden y Xi Jinping (miércoles). De cara a la jornada de hoy, escasas referencia macro, destacando tan solo las expectativas de inflación a un año de la Fed de NY de octubre (+3,67% anterior), mientras que en el plano empresarial tendremos resultados de Solaria y ACS.

En lo que respecta al plano político, estaremos pendientes de varias referencias. En España, de la aprobación de la ley de amnistía que da vía libre a la investidura de Pedro Sánchez, a la espera de la decisión del Tribunal Constitucional. Y, en EEUU, de las negociaciones sobre el techo de deuda americano (votación prevista para el martes), donde Mike Johnson (presidente de la Cámara de Representantes) ha presentado este fin de semana un plan para volver a extender el límite desde el actual 17 de noviembre hasta enero-febrero 2024, que ahora tendrán que discutir republicanos y demócratas. En la medida en que no incluye un recorte inmediato del gasto ni cambios en la ley de asilo, es más probable que haya un acuerdo. Pendiente de este asunto, Moody´s rebajó el viernes la perspectiva de la deuda americana de estable a negativa.

Respecto a datos macro, sin duda lo más relevante serán los datos de IPC de octubre que se publicarán en EE.UU. (+3,3%e vs +3,7% anterior en tasa general, aunque la subyacente se prevé estable en +4,1%, resistiéndose a bajar) y Reino Unido (+4,7%e vs +6,7% anterior en tasa general y +5,7%e vs +6,1% anterior en tasa subyacente), y finales en España, Francia, Eurozona (+2,9% vs +4,3% anterior en tasa general y +4,2%e y anterior en tasa subyacente) donde esperamos que continúen su tendencia a la baja, pero aún por encima de los objetivos de los bancos centrales.

Además, conoceremos el Índice ZEW de noviembre en la Eurozona y Alemania, con estabilidad o leve repunte esperado, así como las perspectivas económicas de la Comisión Europea (miércoles) y las cifras finales de PIB 3T, tanto en tasa interanual (+0,1%e y anterior) como trimestral (-0,1%e y anterior).

En EE.UU. volveremos a tener cifras relevantes, más allá del IPC: expectativas de inflación a un año de la Fed, relativas al mes de octubre (+3,67% anterior), los datos de producción industrial (-0,4%e vs +0,3% anterior) y el Índice NFIB de optimismo de las pequeñas empresas del mismo mes (90,8 anterior). Además, respecto al mes de noviembre, conoceremos los índices de la actividad manufacturera, tanto de la Fed de NY (-2,1e vs -4,6 anterior) como de la Fed de Filadelfia (-11e vs -9,0 anterior) y la encuesta de la NAHB (40e y anterior).

En China habrá reunión del PBoC para decidir sobre la tasa de facilidad de préstamo a un año (+2,5%e y anterior), y tendremos datos de octubre de producción industrial (+4,5%e y anterior), y ventas minoristas (+7,0%e vs +5,5% anterior). Mientras en Japón, se publicarán los datos preliminares de PIB del tercer trimestre, 3T (-0,1%e vs +1,2% anterior) y anualizado (-0,4%e vs +4,8% anterior).

Continuaremos con la temporada de resultados, con la presentación de las cifras de compañías como Soltec, CAF y Técnicas Reunidas, Altri, Grenergy; Acciona Energía y Acciona y Merlin Properties.

En cuanto a nuestra visión de los mercados, tras un buen primer semestre en las bolsas, a partir de verano han llegado las dudas en torno a la inflación (moderándose, pero aún lejos del 2% objetivo, y con nuevos riesgos al alza por el lado geopolítico), lo que implicaría tipos altos por más tiempo, y en niveles restrictivos en 2024, lo que seguirá pesando sobre el crecimiento económico, aunque de momento con divergencias geográficas: mayor resiliencia en EE.UU. frente a la debilidad manifiesta en la Eurozona, especialmente en Alemania con leve recesión prevista en 2023 (dependencia energética y de China).

Por todo ello, consideramos que, a pesar de situarse las bolsas en niveles más atractivos tras las últimas caídas, tanto el contexto geopolítico como el deterioro del ciclo podrían impactar a la baja sobre los beneficios empresariales, lo que podría propiciar mejores puntos de entrada.

Próxima

Entradas Relacionadas