Las bolsas europeas, pendientes del BCE

En enero el miedo de los inversores a que los bancos centrales se vean forzados a retirar sus estímulos monetarios a un ritmo superior al que sería deseable con el objetivo de luchar contra la alta y persistente inflación ha condicionado mucho sus decisiones de inversión, penalizando tanto a la renta variable, especialmente a los valores de crecimiento, tales como los tecnológicos o los biotecnológicos, como a la renta fija, lo que ha conllevado un fuerte repunte de las rentabilidades de estos últimos activos -ayer, por ejemplo, la rentabilidad del bono alemán con vencimiento a 10 años cerró por encima del 0% por primera vez desde el comienzo de la pandemia, algo que también sucedió con la del bono con vencimiento a 5 años español-. Hoy, en el mercado de deuda pública, la rentabilidad del bono de EEUU a diez años cae ligeramente, hasta el 1,77%, la deuda de Alemania sube hasta el-0,01% mientras que la rentabilidad de la deuda pública de España sube al 0,74% con una prima de riesgo que cotiza en los 75 puntos básicos. El bono de Italia a diez años ofrece una TIR del 1,36% mientras que su prima de riesgo baja ligeramente hasta los 137 puntos básicos. 

Todo en un momento en que la temporada de publicación de resultados trimestrales  no está siendo mala aunque no ha servido para animar a los inversores, que han castigado a las empresas que han dado a conocer sus cifras, tanto si han batido las expectativas manejadas por los analistas como si se han quedado cortas, siendo estas últimas, como es evidente, las que han salido peor paradas.

Desde Link Securities, su analista Juan José Fdez- Figares reconoce es complicado determinar si los índices han tocado fondo, “lo que significaría que la corrección sufrida en enero estaría a punto de acabar, aunque  hay algunos indicios de que podría ser así, sobre todo porque ha seguido entrando dinero en los fondos de renta variable de estos mercados a pesar de las caídas. Además, el sentimiento inversor es ahora muy negativo, lo que suele ser un buen indicador contrario del futuro comportamiento de las bolsas. Además, debemos insistir que, por el momento, la renta variable es una de las pocas alternativas de inversión que puede servir para contrarrestar la elevada inflación”. 

Claro que siempre puede haber una parte geopolítica que vigilar.  El primer ministro británico, Boris Johnson,  se comprometerá a defender la soberanía de Ucrania en una visita a Kiev hoy, como parte de los esfuerzos diplomáticos de Occidente para detener una posible invasión rusa que Moscú niega estar planeando.

Los índices europeos suben después de que el DOW JONES Ind Average  cerrara con subidas de más del 1,1%, hasta los 35.131 puntos; el S&P 500 avanzó un 1,8%, sobre los 4.515 enteros mientras que el NASDAQ 100  cerró con avances de más del 3,2% que llevaron al índice a los 14.930 puntos. El Russell 2000 avanza más del 2,9%, hasta los 2.025 puntos. 

Ayer distintos responsables de la FED fijaron marzo como la fecha en que el organismo subirá los tipos de interés aunque se mostraron cautos sobre lo que podría suceder después, señalando su deseo de mantener las opciones abiertas ante una perspectiva incierta de la inflación y de la pandemia en curso. ESta semana le toca el turno al BCE con las expectativas puestas en si moverá ficha al calor de lo que está haciendo su homólogo estadounidense o seguirá manteniendo su política expansiva ante la volatilidad  creciente en los mercados. 

Los precios de los futuros del petróleo  suben, acercándose a los máximos de siete años alcanzados la semana pasada, ya que los inversores apostaban por que los suministros se mantendrán reducidos, con un aumento limitado de la producción por parte de los principales productores de petróleo y una fuerte recuperación de la demanda de combustible tras la pandemia. A estas horas, los futuros del barril de crudo Brent se negocian en los 89,29 dólares mientras que el West Texas avanza hasta los 88,25 dólares. 

Ventas minorista en Alemania

Este martes, Alemania publica el dato de ventas minoristas de diciembre, que cayeron un 5,5% en términos reales en la comparativa con el mes anterior, según datos de la Oficina Federal de Estadística publicados el martes. El dato de noviembre había mostrado una variación del 0,6%.  En términos interanuales, las ventas de comercio al por menor no mostraron variación, tras un descenso del 2,9% en noviembre. 

También antes de la apertura se ha conocido que los  precios de las viviendas en Reino Unido subieron un 11,2% en términos interanuales en enero, por encima de lo esperado por el mercado, según informó la sociedad hipotecaria Nationwide el martes. El dato de diciembre había mostrado una variación del +10,4%. Un sondeo de Reuters entre analistas había previsto que la cifra subiría un 10,8% en enero. En comparación con el mes anterior, los precios subieron un 0,8%, después de que en diciembre se produjera una variación del +1,0%. 

Próxima

Entradas Relacionadas