El Ibex 35, el mejor índice europeo

Los estímulos iniciados con el estallido del Covid en marzo de 2020 han terminado en una espiral alcista de los precios, los bancos centrales destacan que cuentan con armas para luchar contra la inflación y las rentabilidades de la deuda a largo plazo se han disparado. El Ibex 35 concluyó el viernes con una caída del 0,12% y finalizó con una mínima alza semanal del 0,63%, en los 8.806 puntos, gracias a los bancos. Suficiente para quedar como el segundo mejor índice de Europa, por detrás del FTSE británico (+0,77%).

La última sesión de la semana fue una de esas en la que los inversores estuvieron todo el tiempo pendientes de declaraciones. Primero, de las de diferentes miembros de la Fed, que anticipan que las subidas de tipos en la mayor economía del mundo se producirán antes, en marzo en lugar de en junio, y más veces de lo esperado: hasta cuatro, en vez de las tres estimadas. Christine Lagarde, por su parte, enseñó los dientes a la inflación, al señalar que el BCE hará “todo lo que sea necesario” para que esta vuelva a su objetivo del 2%, frente al 5% de diciembre.

Los tipos de interés de la deuda a largo plazo siguen en niveles altos frente a los de los últimos tres años –el bono español a 10 años paga el 0,63%, el interés del bund alemán al mismo plazo está en el -0,054% y el estadounidense a una década abona el 1,79%–, y los expertos anticipan que mantendrán la tendencia. La buena noticia de esta coyuntura es para los bancos, que sacarán partido de estas alzas en sus cuentas de resultados. Y en este punto el selectivo español brilla con luz propia, gracias al peso del sector financiero: los cinco bancos –Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Bankinter– suman alrededor de un 25%. La entidad de origen catalán encabezó las alzas con una revalorización del 8,63% durante la semana. En Estados Unidos, las fuertes expectativas deslucieron los resultados de Citi y JP Morgan; sí triunfaron los de Wells Fargo. La del viernes fue la última sesión en Wall Street por tres días, pues la renta variable estadounidense permanecerá cerrada el lunes: es festivo por el aniversario del nacimiento de Martin Luther King.

La diana, en las cuentas

El reverso de la fuerza en los tipos alcistas a largo plazo está en la tecnología. El Nasdaq es el gran perdedor en lo poco que va de año bursátil, al ceder un 4,8%. Las compañías más endeudadas y las que requieren de préstamos para crecer serán las más dañadas por el aumento del precio del dinero.

La varita mágica para las Bolsas puede ser la temporada de resultados, tanto al otro lado del Atlántico como en Europa. El consenso de analistas de FactSet espera que las compañías del S&P 500 hayan aumentado su beneficio neto un 21,7% en términos interanuales en el cuarto trimestre de 2021. De confirmarse, supondría la cuarta alza interanual trimestral superior al 20%.

En las materias primas, el precio del petróleo se mantiene en sus máximos de dos meses. El Brent superó los 86 dólares y el West Texas, se pagó a 83,82 dólares. El mercado espera que ómicron no dañe el crecimiento, al mismo tiempo que se mantiene la tensión en el lado de la oferta.

Con el euro en 1,144 dólares, la moneda única se anota un avance semanal del 0,6%, impulsado por el BCE, que ahora se muestra muy pendiente de la evolución de los precios.

Próxima

Entradas Relacionadas