Alzas en las bolsas europeas

El DAX alemán sube un 0,83% en los 16.073,49 puntos, el Ibex 35 gana un 0,49% en los 8.798 puntos, el FTSE 100 de Londres repunta un 0,59% en los 7.535,50, el CAC 40 francés suma un 0,74% hasta 7.236,54 y el MIB italiano gana un 0,49% hasta los 27.675,00. Por su parte, el Euro Stoxx 50 abre con subidas del 0,81% que le llevan a los 4.316,05 puntos.

Los inversores, a la espera de que comience la temporada de resultados empresariales este viernes en Wall Street, hoy tienen que estar atentos al dato de producción industrial de diciembre en la eurozona y a los datos de inflación mensual en EEUU, cifras que cerrarán el año y marcarán el futuro de la retirada de estímulos por parte de la Reserva Federal.

Los analistas esperan que los valores catalogados de crecimiento vuelvan hoy a ser los que mejor se comporten, al menos durante las primeras horas de la jornada. No obstante, desde Link Securities apuntan que “la publicación esta tarde del IPC de diciembre en EEUU “moderará” las alzas en las bolsas europeas, con muchos inversores manteniendo cierta prudencia hasta que se conozca el dato”. “En principio se espera que tanto la tasa de crecimiento interanual del IPC como de su subyacente hayan vuelto a repuntar en diciembre, situándose ambas a sus niveles más elevados en décadas. Concretamente, el consenso de analistas de FactSet espera que la inflación se haya situado en diciembre en el 7,0% (6,8% en noviembre), lo que supondría su nivel más elevado desde 1982, y que su subyacente haya alcanzado el 5,4%, lo que supondría un importante avance frente al 4,9% de noviembre. Cualquier lectura por encima de lo esperado por los analistas podría volver a tensionar tanto los mercados de bonos como los de renta variable. En sentido contrario, si la inflación estadounidense en diciembre muestra síntomas de estabilización o, incluso, de un cierto relajamiento, ambos mercados lo celebrarán con alzas”, añaden. 

Antes de la apertura de los mercados se ha conocido los datos de la inflación mayorista de diciembre en Alemania. En concreto, los precios del comercio mayorista de Alemania registraron el pasado mes una subida interanual del 16,1%, cinco décimas inferior al dato de noviembre. Sin embargo, en comparación con el mes anterior, los precios mayoristas alemanes subieron un 0,2% en diciembre de 2021, según ha informado este miércoles la Oficina Federal de Estadística (Destatis). La inflación mayorista germana en el conjunto de 2021 fue un 9,8% más alta respecto a 2020, debido “a los mayores precios medios anuales de los productos petrolíferos (+32,0%) y de los metales y minerales metálicos (+44,3%). También influyó un efecto base debido a los bajos niveles de precios de muchas materias primas en 2020 en el contexto de la crisis del coronavirus”, explica el organismo.

Ayer, la presidenta del Banco Central EuropeoChristine Lagarde, señalaba que “entiendo que la subida de los precios es una preocupación para mucha gente, nos lo tomamos muy en serio. Nuestro compromiso con la estabilidad de precios es irrenunciable, es crucial para mantener ancladas las expectativas de inflación y la credibilidad de nuestra divisa. Tener una estrategia fresca es crucial hoy en día, y más en tiempos de incremento de la inflación”.

El economista jefe del Banco Central Europeo(BCE), Philip Lane, defendió las últimas previsiones de la institución, que apuntan a un debilitamiento de las presiones inflacionistas a lo largo del año, que llevará a situar la tasa de inflación de la eurozona por debajo del umbral del +2% en el medio plazo, alejando la necesidad de implementar subidas de tipos en contraste con la situación en EE.UU.

La tasa de inflación interanual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se situó el pasado mes de noviembre en el +5,8%, seis décimas más que el mes anterior y muy por encima del +1,2% registrado un año antes, lo que supone la mayor subida de los precios desde mayo de 1996.

El Banco Mundial rebajó en dos décimas su previsión de crecimiento del PIB mundial en 2022 hasta situarlo en el +4,1%, debido a los riesgos de la variante Ómicron y al aumento de la inflación y la deuda. En el conjunto de las economías avanzadas, la previsión de crecimiento para este año ha quedado fijada en el +3,8%, dos décimas menos, mientras que para 2023 se ha elevado en una décima, hasta el +2,3%. EE.UU. crecerá un +3,7% en 2022, cinco décimas menos, mientras que la eurozona avanzará un +4,2% dos décimas menos. Para 2023, el PIB crecerá un +2,6% y un +2,1%, respectivamente.

Próxima

Entradas Relacionadas