El Ibex 35 se desploma más de un 8%

El Ibex 35 ha retrocedido hasta los 8.305,1 puntos en el mes de noviembre desplomándose un 8,31%. Así, cierra el peor mes desde marzo de 2020, cuando irrumpió con fuerza en Europa la crisis del coronavirus y provocó la adopción de medidas de confinamiento.

El contexto está marcado por las dudas y la incertidumbre sobre la eficacia de las vacunas ante la nueva variante ómicron, así como por la vuelta a las restricciones en algunos países para contener el repunte de los contagios.

En el plano macroeconómico, la tasa de inflación interanual de la eurozona se ha situado en noviembre en el 4,9%, ocho décimas por encima de la subida observada en octubre, lo que supone el mayor encarecimiento de los precios en la región del euro de toda la serie histórica, según Eurostat.

El Banco Central Europeo (BCE) ha alejado la expectativa de una subida de tipos este año ni en 2022 pese al fuerte repunte de la inflación, al considerar que se trata de un fenómeno transitorio.

En este escenario, el Ibex registró la pasada semana su peor comportamiento semanal desde octubre de 2020, al desplomarse un 4%. Tras anotarse una ligera subida el lunes, este martes ha vuelto a desplomarse un 1,78%, lo que arroja una caída mensual del 8,31%, la peor desde marzo de 2020, y recorta las ganancias en lo que va de año al 2,87%.

El ‘farolillo rojo’ en la sesión de este mates ha sido Inditex, que se ha desplomado un 6,1% en Bolsa, hasta los 27,86 euros, tras anunciar que Marta Ortega será la nueva presidenta a partir del 1 de abril, en sustitución de Pablo Isla, aunque con carácter no ejecutivo.

El resto de bolsas europeas también ha cerrado la sesión de este martes con descensos, del 0,44% en Londres, del 0,81% en París, del 1,17% en Fráncfort y del 0,87% en Milán.

Por otro lado, el precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, se situaba en 70,72 dólares, tras caer un 3,7%, mientras que el Texas se colocaba en los 66,94 dólares, tras retroceder un 4,35%.

Por último, la cotización del euro frente al dólar se colocaba en 1,1285 ‘billetes verdes’, mientras que la prima de riesgo española se mantenía en 75 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 0,397%.

Próxima

Entradas Relacionadas