La bolsa de EEUU se recupera de las pérdidas

La renta variable vuelve a estar una vez más máximos históricos tras registrar su primer traspiés de algo más de un 5% en casi un año. Si bien los bajistas siguen señalando un sinfín de preocupaciones, desde JPMorgan, su estratega Mislav Matejka deja claro que la relación entre la recompensa y el riesgo para la bolsa sigue siendo positiva.

Al respecto justifica que la desaceleración del crecimiento de China ya ha quedado atrás en gran medida, con una mejora por delante, mientras que se espera que las preocupaciones sobre los problemas de crédito en el gigante asiático, en referencia a Evergrande Group, sigan siendo manejables.

En cuanto a la variante Delta, los estrategas de JPMorgan continúan alentados por la significativa diferencia entre los casos y las hospitalizaciones, siendo poco probable que se produzcan nuevas restricciones significativas tanto en EEUU como en Europa Occidental. Además indican que ya hay indicios de que las restricciones de la oferta podrían haber pasado ya su peor momento y que los precios de la energía comenzarán a normalizarse.

Paralelamente, el mercado laboral, motor clave del consumo, “se mantiene fuerte y es más probable que ofrezca sorpresas positivas respecto al impulso de la actividad que una decepción”, explica Matejka en un informe distribuido entre sus clientes.

Este experto recalca cómo el apoyo fiscal continua y los diferenciales de crédito se mantienen en buen estado. Ademas manifiesta que aunque la Reserva Federal inicie su tapering (reducción en la compra de activos) es improbable que ofrezca un giro brusco de endurecimiento, otorgando todavía “el beneficio de la duda” a las presiones inflacionistas. Un argumento que también es válido para el Banco Central Europeo.

“Opinamos que los principales bancos centrales seguirán siendo moderados, lo que se traducirá en curvas más pronunciadas, lo que supone un viento de cola para las acciones”, aclara.

En este sentido cree que la renta variable podrá tolerar el tapering, ya que el exceso de liquidez sigue siendo amplio. También espera que los beneficios de las empresas sigan creciendo y hace mención a las sorpresas positivas sobre los resultados del tercer trimestre.

“En términos absolutos, los múltiplos del PER son elevados, pero no los rendimientos de la renta variable frente a los del crédito y los bonos. El colchón antes de que el aumento de los rendimientos perjudique al mercado en general sigue siendo importante”, recalca.

De ahí que estime que, de momento, es probable que la renta variable tolere el tapering y sea demasiado temprano para atisbar un “error” de política monetaria por parte de los bancos centrales. Según determina, el liderazgo interno del mercado se volverá más cíclico, de ahí que recomiende posiciones largas en energía, bancos, automóviles y minería.

Con los nuevos máximos alcanzados por el S&P 500, este indicador ha completado oficialmente su undécima recuperación tras un retroceso superior al 5% desde la crisis financiera mundial. Si bien este fue uno de los episodios menos acusado de los 11, la recuperación hasta nuevos máximos ha sido una de las más rápidas. Noviembre ha sido históricamente uno de los mejores meses del año para el mercado de valores.

Próxima

Entradas Relacionadas