Evergrande se dispara en bolsa

Este lunes, las acciones del gigante asiático llegaron a subir un 6% en Hong Kong, aunque cerraron con una exigua alza del 0,4%, después de que el presidente de la compañía asegurara que van a reconvertir su negocio para centrarse en la fabricación de coches eléctricos. La filial dedicada a este negocio se ha disparado hasta un 17%, pero al cierre ha moderado las alzas al 10%.

El presidente de Evergrande, Hui Ka Yan, planea reducir las operaciones inmobiliarias para centrarse en los vehículos de energía verde. El cambio hacia este negocio será un reto, ya que Evergrande tendrá que enfrentarse a gigantes del sector como Tesla. El promotor más endeudado del mundo, con un pasivo de más de 300.000 millones de dólares (unos 258.000 millones de euros), está luchando con una crisis de liquidez que le ha llevado a considerar la venta de participaciones en varias de sus filiales, incluida su filial de vehículos eléctricos.

La empresa advirtió el mes pasado de una “grave escasez de fondos” y dijo que no había garantía de que pueda cumplir con sus obligaciones financieras. La falta de liquidez la ha llevado a dejar de pagar a algunos de sus proveedores.

El primer coche eléctrico de la empresa, el Hengchi, saldrá de su fábrica de Tianjin a principios del próximo año, según una nota del 11 de octubre en el sitio web de Evergrande. En agosto, la empresa advirtió de que podría retrasar la producción masiva de coches a menos que pueda conseguir más capital a corto plazo.

Evergrande es un conglomerado con negocios que van desde un club de fútbol hasta una empresa de agua mineral. Ha recibido las críticas del Banco Central de China por “no gestionar bien su negocio”. Uno de los directivos del organismo monetario chino, Zou Lan, avisó  a principios de este mes que el promotor “se expandió y diversificó ciegamente en los últimos años, en lugar de operar con prudencia en medio de las cambiantes condiciones del mercado”.

Evergrande gastó más de 3.700 millones de dólares en una serie de empresas relacionadas con los vehículos eléctricos, después de anunciar en 2019 que quería ser el primer fabricante mundial de coches ecológicos. Eso todavía tiene que dar sus frutos, pues su filial en este segmento registró unas pérdidas de 4.800 millones de yuanes (752 millones de dólares) en el primer semestre de este año.

En septiembre, la unidad desechó su propuesta de cotizar en el Nasdaq de Shanghái. En principio, Evergrande no comprará ningún terreno en los próximos 10 años, dijo el presidente de la empresa en una reunión interna, según el diario Securities Times. Las ventas anuales de bienes inmuebles caerán a unos 200.000 millones de yuanes en 10 años desde los 700.000 millones de yuanes en en 2020, dijo Hui.

Evergrande dijo que la construcción de más de 40 proyectos en provincia de Guangdong avanza sin problemas y las viviendas serán entregadas. El promotor debe más de 300.000 millones de dólares a los bancos a bancos, tenedores de bonos, proveedores e inversores. La semana pasada pagó un cupón de bonos de 83,5 millones de dólares justo antes de la fecha límite.

La garantía de los proyectos “es una señal de que busca aliviar los nervios de los de los nervios de los inversores”, dijo Lisa Zhou, analista de Bloomberg Intelligence. “Los problemas de liquidez todavía están ahí, pero los puede abordar mediante las ventas de sus propiedades de inversión y acciones cotizadas de sus filiales”, explica la analista.

Próxima

Entradas Relacionadas