La caída del Ibex 35 por la banca

El Ibex 35 no sigue la tónica e crecimiento de las bolsas europeas y cede un 0,61% lastrado por las caídas de la banca que le han llevado a perder los 8.900 puntos.

Dentro del selectivo, el sector bancario se ha llevado la peor parte. Sabadell ha caído un 7,06%.  CaixaBank y Bankinter le siguen con descensos del 4,31% y 4,14%, respectivamente, ante la posibilidad de que el BCE eleve los requisitos de capital de algunas entidades españolas, en concreto, de CaixaBank, Unicaja, Sabadell, Cajamar, Abanca e Ibercaja, según publica hoy El Confidencial.

Entre los más alcistas sobresale Naturgy, que ha logrado superar el precio de la opa de IFM, cerrada el pasado viernes. Sus títulos se han anotado un 3,99% hasta los 22,95 euros. También positivo el comportamiento de las renovables. Solaria y Siemens Gamesa escalan a las primeras posiciones del selectivo con ganancias del 3,52% y del 2,93%, respectivamente. 

Hoy se ha dado el pistoletazo de salida a la temporada de resultados en EE UU con la publicación de JP Morgan. Desde MacroYield esperan que las sorpresas positivas serán la tónica de la campaña, pero podrían verse “empañadas por un guidance lastrado por los problemas que se están produciendo en las cadenas de producción. Esta campaña será muy relevante para tomar el pulso al impacto real de los cuellos de botella y las subidas de precios”.

Los inversores ha mostrado cierto nerviosismo en Asia ya que las preocupaciones sobre el aumento de los precios de la energía que alimentan la inflación pesaron sobre la confianza e impulsó las expectativas de que Estados Unidos reduciría su programa de compra de bonos de emergencia, manteniendo el dólar cerca de un máximo de un año.

Los inversores también han conocido el dato del IPC de Estados Unidos de septiembre, que sube una décima hasta el 5,4%, situando el inflación subyacente en el 4%. En Wall Street y a media sesión se conocerán además las actas de la reunión de política de la Reserva Federal de EE UU de septiembre.

Sin embargo, las cifras comerciales positivas de China, que mostraron que el crecimiento de las exportaciones se aceleró inesperadamente en septiembre, brindaron cierto alivio a quienes estaban preocupados por una desaceleración en la segunda economía más grande del mundo.

Los datos comerciales “actuarán como un colchón en el resto del año en medio de los crecientes vientos en contra derivados de la desaceleración del sector inmobiliario, la escasez de energía y el riesgo de que los casos de COVID-19 pesen sobre el consumo “, dijo Erin Xin, analista de HSBC, en una nota recogida por Reuters.

Los datos ayudaron a las empresas líderes chinas a avanzar un 0,31%, a pesar de la continuación debilidad en las acciones inmobiliarias. Por su parte, el Nikkei de Japón pierde un 0,2%, ya que los altos precios de la energía y la debilidad del yen significa un problema para un país que compra la mayor parte de su petróleo en el extranjero.

Los precios del petróleo ceden posiciones hoy. El barril de crudo Brent cotiza a 83,85 euros, un 0,08% menos que ayer frente al máximo de tres años del lunes de 84,6 dólares, mientras que el crudo estadounidense cayó un 0,09% a 80,57 dólares del máximo de siete años del lunes de 82,18 dólares.

Próxima

Entradas Relacionadas