Recomendaciones de inversiones conservadoras

La incertidumbre sobre el crecimiento sostenido de los niveles de precios por encima de lo proyectado inicialmente por los bancos centrales continúa lastrando la evolución de los mercados. Esto provoca que los analistas de bolsa recomienden optar por una inversión conservadora y más selectiva de aquí a final de año. La mayor parte de los expertos consideran que las tensiones inflacionistas actuales serán transitorias pero no creen que los precios vuelvan a situarse dentro del rango de confort de los bancos centrales hasta dentro de prácticamente un año.

En este sentido, el director de Estrategia de Mercados de Banca March, Joan Bonet, ha precisado que “la economía mundial entra en una fase más madura de ciclo y se desacelerará en 2022, creciendo un 4,6% frente al 5,6% de este ejercicio, debido a las tensiones en las cadenas de suministro y la ralentización china”. La renta variable seguirá siendo para Banca March “el mercado con mayor atractivo, impulsado por la mejora de los resultados empresariales”.

El gestor de Magnum Sicav en Solventis, José Lizán, que se ha aventurado a decir que el IBEX 35 “tiene todavía potencial hacia la zona de los 9.600-9.800 puntos”, se ha referido a la recuperación de la Bolsa española por “la mejora del sector servicios” y “el mejor tono del sector bancario”.

El analista de IG Sergio Ávila, que se ha mostrado “optimista con cautela”, ha asegurado que aunque la tendencia sigue siendo alcista, con la mayoría de los índices mundiales cerca de máximos anuales, la clave estará en las próximas reuniones de los bancos centrales.

La inflación, principal preocupación de los precios de la energía

Los precios mayoristas del gas y la electricidad han subido alrededor de un 25% al mes desde la pasada primavera y ahora son entre 3 y 4 veces superiores a la media de 2015-2019. Respecto a la inflación, Banca March ha destacado que las tensiones inflacionistas actuales serán transitorias pero ha incidido en que no debe confundirse “transitorio” con “breve”, de manera que “no será hasta la segunda parte de 2022 cuando los precios vuelvan a situarse dentro del rango de confort de los bancos centrales”.

Según el analista de XTB, Joaquín Robles, “ahora mismo las bolsas se encuentran ante diversos focos de tensión, como puede ser la desaceleración en el crecimiento, la crisis energética, las tensiones inmobiliarias en China, las negociaciones por el techo de deuda en EEUU, pero quizás lo más importante sean los fuertes repuntes que está teniendo la inflación durante los últimos meses”. Robles ha explicado que “los bancos centrales quieren que esta retirada de estímulos sea lo más progresiva posible y que no impacte ni en los mercados de deuda ni en los mercados de renta variable”.

Respecto al precio del crudo, Lizán ha dicho que “hasta que no se reestablezca la inversión y los países de la OPEP tengan interés en bombear más, el precio del crudo probablemente se mantendrá alto y no dependerá tanto de los estímulos monetarios o de la oferta”. Robles ha dicho que “los precios del petróleo pueden subir un poco más, pero en 2022 “van a tender a un punto de equilibrio mucho más bajo” del actual.

El director de Inversiones de Diaphanum, Miguel Ángel García Muñoz, que apuesta por la inversión conservadora y dentro de su elección de renta variable que continúa favoreciendo a EEUU y a las economías emergentes como China y la India frente a Europa y Japón, mantiene una posición de infraponderación en renta variable. Al respecto, desde el departamento de análisis de Bankinter, se insiste en una estrategia más selectiva en este cuarto trimestre del año, más de nombres concretos que de sectores.

Próxima

Entradas Relacionadas