El Ibex 35 pasa de largo los 8.800 puntos

La presión de los bonos gubernamentales, con sus intereses al alza, y de los precios del petróleo y el gas (este ha llegado a marcar máximos), entre otras materias primas, han llevado a la renta variable a registrar fuertes descensos espoleados por un Wall Street que ha abierto con caídas próximas al 1%. A este lado del ‘charco’ las pérdidas son mayores y eso que se han moderado al final del día tras bajar los precios del gas en Europa con el anuncio de Rusia de que habrá suministro.

El EuroStoxx 50 (tomado como referencia en el Viejo Continente) ha perdido más de un punto porcentual y se queda en los 4.014, si bien durante la jornada ha arriesgado los 4.000 puntos (mínimo intradía: 3.965,2). Joan Cabrero, analista técnico de Ecotrader, destaca el riesgo de que el selectivo continental descienda hasta los 3.800 enteros (un 5%) en el corto plazo.

El mercado bursátil español tampoco ha escapado a los ‘números rojos’. El Ibex 35 (que ha retrocedido un 1,71% hasta los 8.775 puntos) pierde los 8.900 en los que terminó ayer y pone en peligro los 8.800 (el mínimo intradía ha sido de 8.721,5).

El indicador patrio puede acabar retrocediendo en el corto plazo hacia los 8.550 enteros (un 2,5%) mientras no sea capaz de batir la resistencia de los 9.000-9.055 puntos (más de un 3% arriba), según el asesor de nuestro portal premium.

Europa

Los mercados europeos continúan en “la dinámica de alternar días de rebotes con días de clara presión vendedora”, señala Sergio Ávila, analista de IG España.

La presión viene desde el mercado de bonos“, añade este experto. El interés del bono estadounidense a diez años (el T-Note) ha llegado al +1,57% y el del ‘papel’ norteamericano a 30 años ha escalado a máximos desde junio.

A este lado del Atlántico, el bund alemán a diez años ya renta en altos desde junio (al -0,17%) y el bono español ya toca el +0,5%, máximos desde mayo. 

También el mercado de materias primas copa gran parte de la atención, con el foco puesto especialmente en los precios del petróleo (el Brent europeo ha tocado incluso los 83 dólares el barril) y los del gas natural. Estos últimos han corregido poco antes del cierre de las bolsas europeas después de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, haya asegurado que su país está dispuesto a ayudar a estabilizar los mercados energéticos mundiales.

“Factores como la alta inflación, los problemas por los que atraviesa el sector inmobiliario chino o el riesgo de que el Congreso no alcance un acuerdo a tiempo para incrementar el techo de deuda de EEUU creemos que seguirán pesando en el ánimo de los inversores, generando mucha volatilidad en los mercados de valores y haciendo poco factible que los rebotes puntuales de los índices puedan consolidarse, al menos en el muy corto plazo”, incide desde Link Securities Juan José Fernández-Figares.

¿El siguiente paso? “Todas las miradas se centrarán en el informe de empleo de EEUU, el cual se conocerá este viernes”, aclara también desde IG el analista Diego Morín.

Próxima

Entradas Relacionadas