Wallbox se estrena en la Bolsa de Nueva York

La Bolsa de Nueva York acogía ayer lunes 4 de octubre el debut de Wallbox Charges con un fuerte ascenso del 6,5%, hasta los 8,6 dólares. La compañía catalana ejecutó el pasado viernes el canje de la fusión inversa con Kensington Capital Acquisition Corp II, un SPAC o fondo especial de capital, al que relevará en los mercados con el ticker WBX.

Su valor en bolsa con este precio se sitúa en unos 1.376 millones de dólares (1.176 millones de euros). Es una cifra algo inferior a la que se preveía después del desplome del 20% que registró la semana pasada tras los ajustes previos de la operación. Wallbox cotizará en EEUU a través de su filial holandesa, que es la empresa que se fusiona con el SPAC, a cambio de un cheque de 250 millones de dólares (210 millones de euros). En junio, cuando se anunció el plan para salir a bolsa, esta cifra se situaba en 330 millones.

Según los datos enviados por la compañía a la SEC, Kensington, el fondo liderado por Justin Mirro, tendrá un 3,5% de la empresa española. El mayor accionista es Kariega Ventures, sociedad del cofundador y consejero delegado, Enric Asunción, con 11,58% de las acciones de la nueva Wallbox cotizada. Por detrás se sitúan Iberdrola, que controlará el 10,39% a través de su filial Inversiones Financieras Perso; la familia Santacana (9,39%) con Eurofred Spain; y la familia Soler Pujol, con Infisol 3000 SL.

Cathay Innovation, que era accionista tanto del Kensington como de Wallbox, tendrá el 5,43% del capital. Seaya Ventures, dirigido por Beatriz González, hija del expresidente de BBVA, Francisco González, controla el 7,1% del capital. El fondo de capital riesgo es accionista de referencia de las empresas no cotizadas Glovo y Cabify, cuya valoración teórica supera los 1.000 millones de euros tras las últimas compraventas de acciones. Black Label, fondo vinculado al rey de la fresa Alexandre Pierron-Darbonne (Planasa), controla un 5,67% y AM Gestió, vehículo del multimillonario Pedro Alonso Agüera, un 5,27% del capital. También forma parte del accionariado Francisco Riberas, que a la vez será consejero del grupo.

La fusión inversa ha contado con un ejercito de asesores tanto bancos de inversión como despachos de abogados. Hughes Hubbard & Reed LLP ha sido el asesor legal de Kensington, mientras que Latham y Watkins LLP hizo el mismo papel para Wallbox. El bufete Houthoff y Loyens & Loeff asesoraron a ambas compañías en asuntos de derecho holandés y Cuatrecasas, Gonçalves Pereira en asuntos de derecho español. Las firmas de inversión UBS Securities LLC, Stifel Nicolaus & Company y Robert W. Baird fueron los consejeros financieros para Kensignton, en tanto que Barclays y Drake Star Partners lo fueron para la empresa española.

Próxima

Entradas Relacionadas