El Ibex 35 al borde de los 8.900 puntos

El Ibex 35 fue ayer el único europeo que cerró en verde tras las dudas generadas en la bolsa europea y, al otro lado del atlántico, Wall Street. Desde enero, el selectivo española acumula una subida del 10%. Los inversores han dejado atrás el entusiasmo que tiñó de verde las Bolsas europeas, para ser más cautelosos y optar por caídas que, en el peor de los casos, han alcanzado el 0,7% en el parqué de Milán. Tampoco ha ayudado a cambiar el ánimo del mercado, la apertura de Wall Street. Aunque los mercados estadounidenses, que el lunes permanecieron cerrados por festivo, abrieron planos, el Dow Jones pronto se decantó por las pérdidas, que rondaban el 0,8% al cierre de Europa.

Dentro del selectivo español, CaixaBank ha liderado las alzas, con una subida del 1,9%. Le han seguido PharmaMar (1,75%) y Acerinox (+1,6%) También han sido fundamentales los avances de Telefónica (+1,4%) y Amadeus (+1,3%). Por otra parte, Arcelormittal se ha desinflado y ha cerrado plano tras llegar a subir más de un 1% después de que Citi haya mejorado el precio objetivo de la compañía, de 40 a 50 euros, otorgándole un potencial alcista del 75%. Además, prevé que las acciones lleguen a 100 euros como máximo en 2027.

Las mayores caídas han sido para Solaria, que ha cedido un 6,2% tras caer ayer el 4,2%. Goldman Sachs ha empeorado su recomendación sobre el valor, de comprar a neutral. No obstante, han sido los descensos de Cellnex (-1,5%) los que más han penalizado al Ibex en la jornada.

Siguen influyendo los datos de empleo estadounidenses de agosto (se crearon 235.000 puestos de trabajo, menos de lo esperado, con lo que los inversores especulan que la Reserva Federal mantendrá una política monetaria laxa más tiempo). Pero la atención de los inversores esta semana se centra en la reunión del Banco Central Europeo (BCE), una cita de importancia después del incremento continuado de la inflación en la zona euro, la cual se ubica en máximos de 10 años, por lo que veremos si Christine Lagarde cambia el rumbo de la política monetaria del BCE.

En el plano macro europeo, se ha conocido que la producción industrial de Alemania repuntó un 1% en julio en comparación con el mes anterior, por encima de lo esperado, según los datos publicados por Destatis. Además, el PIB de la zona euro repuntó un 2,2% en el segundo trimestre. Y la confianza de los inversores alemanes ha registrado en septiembre su cuarto descenso consecutivo, según refleja el índice del Centro de Investigaciones Económicas Europeas de Leibniz (ZEW, por sus siglas en alemán), que se ha situado en 26,5 puntos desde los 40,4 observados en agosto ante las malas perspectivas del sector de la construcción e industrial.

Próxima

Entradas Relacionadas