Incertidumbre en la bolsa europea

La penúltima jornada de agosto en las Bolsas europeas se presenta con alta indefinición. Los futuros, incluidos los del Ibex, apenas se mueven. En el Viejo Continente no comparten la euforia de Wall Street del viernes, que subió con fuerza, después de las palabras del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en el simposio de banqueros centrales en Jackson Hole. Anunció que, salvo sorpresa, la Fed iniciará este año la retirada de los estímulos monetarios, aunque tranquilizó al mercado al avisar de que esta retirada será muy poco a poco, pero que en ningún caso habrá subidas de tipos de interés.

El récord de todos los tiempos a los que concluyó el viernes el Nasdaq, uno más, no impresiona a los inversores en el Viejo Continente. La cautela dominará los primeros compases de la negociación, al igual que en Asia, donde la tendencia este lunes ha sido mixta: el Nikkei ha subido un 0,54%; el Hang Seng hongkonés ha sumado un 0,14%, pero el CSI 300 chino ha caído un 0,69%. En el mercado chino vuelve a pesar la amenaza de una regulación que puede limitar la salida a Bolsa de compañías nacionales en Wall Street, según publica The Wall Street Journal.

Powell, con su discurso, no solo alegró la sesión a los inversores de renta variable; los de renta fija también se quedaron tranquilos. El rendimiento del bono estadounidense a 10 años quedó en el 1,3%, por encima del 1,25% de hace siete días, pero en ningún caso un nivel problemático. El mercado confía en el buen hacer sobre el buen hacer del Banco Central. La deuda española al mismo plazo paga un 0,29% y el interés de la alemana sigue en negativo: -0,42%.

La agenda del día, en la que no aparece Reino Unido, puesto que su Bolsa permanece este lunes cerrada, está bastante cargada. Destaca la publicación en Alemania y España de las lecturas preliminares de agosto de la inflación, mientras que en la zona euro se  publicará los índices de confianza sectoriales del mes de agosto y la lectura final del mismo mes del índice de confianza de los consumidores. Por la tarde, en Estados Unidos, se publicará el índice de manufacturas de la región de Dallas de agosto y las ventas pendientes de viviendas del mes de julio. Pero ninguna de estas cifras tiene entidad suficiente para mover los mercados por sí misma, senencian desde Link Securities.

En las divisas, el dólar, pese a los avisos (controlados) de Powell, el dólar retrocede hasta las 1,80 unidades por euro. El billete verde, tras un pequeño récord en las últimas tres semanas, vuelve a sus niveles de inicios de agosto. En las materias primas, el petróleo sigue estable. Los miedos a una ralentización económica por la versión delta del Covid-19 se han acabado y el barril de Brent se mantiene por encima de los 72 dólares, el de West Texas, entretanto, supera los 68.

Próxima

Entradas Relacionadas