La caída del empleo afecta a Wall Street

Los inversores de Wall Street permanecen intranquilos ante la expansión de la variante Delta y el rendimiento de los bonos del Tesoro, que podrían suponer una desaceleración de la recuperación económica en Estados Unidos. A esto se suman las malas cifras de empleo publicadas por la consultora ADP. Por todo ello, los principales índices se tiñen de rojo en EEUU.

Wall Street cerró en verde este martes y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, subió un 0,80 % al recuperar los inversores el optimismo por la recuperación, elevando al S&P 500 a un nuevo récord.

Según datos al cierre de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones de Industriales sumó 278,24 puntos, hasta 35.116,40; y el selectivo S&P 500 ascendió 0,82 % hasta 4.423,15. El Nasdaq Composite subió un 0,6% a 14.761,29.

El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años subió ligeramente al 1,17% el martes y se sitúa este miércoles en el 1,18%, al seguir generando preocupaciones sobre el ritmo de la recuperación económica.

En la sesión de este miércoles, los índices neoyorquinos se vienen abajo. Por su parte, el Dow Jones cae un 0,57% y el S&P 500 un 0,30%. Por su parte, el Nasdaq, que se muestra algo dubitativo, sube ligeramente un 0,05%.

Sobre los datos de empleo, las cifras de la consultora ADP se han situado muy por debajo de lo previsto. El consenso esperaba la creación de 695.000 puestos de trabajo, pero finalmente el dato se ha situado en 330.000, muy por debajo también del dato del pasado mes de junio (680.000).

Para el dato de ISM servicios, se espera una ligera mejora en julio hasta 60,4 desde 60,1, pese al avance de la variante Delta de coronavirus en territorio americano, que está causando cierta preocupación entre los inversores.

En la agenda macroeconómica de hoy destaca la publicación del procesador de nóminas ADP con sus datos mensuales de contratación del sector privado entre mediados de junio y mediados de julio. La correlación entre los datos de ADP y los datos del mercado laboral del Gobierno se publicarán el viernes. 

Asimismo, Richard Clarida, considerado el líder más influyente de la Reserva Federal, hablará sobre política monetaria a las 16:00 horas (CET), y es probable que sus declaraciones se sigan de cerca en busca de cualquier indicio de voluntad de comenzar a reducir las compras de bonos de la Fed antes de finales de este año.

La temporada de resultados continua el miércoles con General Motors reportando ganancias ajustadas más débiles de lo esperado.

El gigante chino del comercio electrónico Alibaba obtuvo en su primer trimestre fiscal un beneficio neto de 45.141 millones de yuanes (6.984 millones de dólares, 5.874 millones de euros), un 5 % menos que en el mismo período del año anterior.

La compañía estadounidense de refrescos y productos de alimentación, Pepsico, anunció ayer que venderá la mayoría de Tropicana y otras de sus marcas de zumos en Norteamérica al grupo de inversión francés PAI Partnerspor 3.300 millones de dólares.

El Congreso negocia aprobar un plan de infraestructuras valorado en 550.000 millones de dólares. El objetivo es aprobarlo esta misma semana, antes del receso vacacional en Washington.

Por otra parte, la lectura definitiva de los índices de gestores de compras de la eurozona de julio se revisaron ligeramente a la baja, pero el PMI compuesto de 60,2 marca aun así máximos históricos.

La ciudad de Nueva York ha impuesto la vacunación obligatoria para todos aquéllos que pretendan usar espacios públicos interiores, convirtiéndose en el primer territorio estadunidense en hacer esto. Necesitarán un certificado de vacunación todos aquéllos que trabajen o visiten comedores en interiores, gimnasios, teatros y salas de conciertos.

“Es hora de que la gente vea la vacunación como algo literalmente necesario para vivir una vida buena, plena y saludable”, ha dicho el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio.

En el sector de las criptomonedas, Gary Gensler, director de la Comisión de Bolsa y Valores, pidió al Congreso que le diera más poderes para abordar el “fraude, las estafas y el abuso” desenfrenados en los mercados de criptomonedas. Tras estos comentarios, el bitcoin descendió aún más por debajo de 40.000 dólares y arrastró consigo a otros activos criptográficos.

Los precios del petróleo se debilitan nuevamente, aunque se mantienen por encima de los 70 dólares por barril, ante los crecientes temores de que las medidas anti-Covid-19 de China lastren el consumo de combustible en la región.

Asimismo, el Gobierno de Estados Unidos publica sus datos semanales de reservas de petróleo a las 16:30 horas (CET), después de que el Instituto Americano del Petróleo estimara el martes que descendieron menos de lo esperado.

El crudo estadounidense pierde los 70 dólares y baja un 2,91% hasta 66,48 dólares por barril, mientras que el de Brent se deja un 2,22% hasta 70,80 dólares por barril.

Próxima

Entradas Relacionadas