MásMóvil lanzará la OPA sobre Euskaltel

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha dado la luz verde definitiva a la Oferta Pública de Adquisición (OPA) lanzada por MásMóvil sobre el 100% del operador vasco Euskaltel por casi 2.000 millones de euros.

La CNMV ha aprobado la OPA al entender ajustados sus términos a las normas vigentes y considerar suficiente el contenido del folleto explicativo presentado, tras las últimas modificaciones registradas con fecha 1 de julio de 2021.

Con la aprobación de la CNMV, MásMóvil ya cuenta con todas las autorizaciones necesarias para lanzar la OPA en la que pretende hacerse como mínimo con el 75% del operador vasco y excluir al operador vasco de bolsa.

El operador dirigido por Meinrad Speinger tiene asegurado el 52,32% de las acciones tras alcanzar acuerdos con los tres principales accionistas de Euskaltel (Zegona, Kutxabank y Corporación Financiera Alba).

La operación comenzó a finales de marzo con el lanzamiento de la oferta de 11,17 euros por acción, que ha terminado rebajándose a 11 euros una vez que Euskaltel ha repartido dividendo entre sus accionistas.

La CNMV, en su análisis, ha tenido en cuenta a este respecto que el precio de la oferta no es inferior al mayor entre el precio equitativo y el que resulta de tomar en cuenta y con justificación de su respectiva relevancia los métodos contenidos en el informe de valoración presentado por MásMóvil.

Si se materializa, la operación supondrá la integración del quinto operador español con el cuarto, lo que reforzará la posición del grupo MásMóvil en su desafío a las ‘tres grandes’ (Telefónica, Orange y Vodafone).

El grupo resultante tendrá capacidad de ingresar 2.700 millones de euros anuales y sumará 14 millones de líneas entre todas sus marcas y gozará de una importante cuota de mercado en el norte peninsular. Asimismo, su huella de fibra será de 26 millones de hogares.

En el primer trimestre, la suma de la facturación de ambas compañías habría ascendido a más de 700 millones de euros. Además, ambos grupos han sido un jugador destacado en la portabilidad con ganancias netas en lo que va de año.

Un grupo con arraigo en País Vasco

Uno de los asuntos más polémicos de la OPA ha sido el arraigo en el País Vasco, donde parte de la sociedad ha mirado con recelo la operación, aunque MásMóvil ha firmado con los principales accionistas un acuerdo por el que se comprometen a mantener cinco años la sede en la región.

Asimismo, el grupo también se ha comprometido a mantener las marcas y el empleo por el mismo periodo.

En el primero de estos apartados se abre uno de los frentes con los que tendrá que lidiar MásMóvil en el futuro próximo, ya que el nuevo grupo tendría más de una decena de marcas.

Euskaltel traerá al conglomerado la propia Euskaltel, R ( en Galicia), Telecable (en Asturias) y Virgin telco a nivel nacional, mientras que MásMóvil cuenta con la misma MásMóvil, Yoigo, Lycamobile, Lebara, Llamaya, Pepephone, Ahí+ y Guuk.

Coste total de 3.550 millones y líneas de financiación

La refinanciación total a acometer tras la adquisición del grupo Euskaltel asciende a 1.516 millones de euros. De este modo, el uso total de fondos se sitúa en 3.550 millones de euros, según consta en el folleto de la OPA consultado por Europa Press.

MásMóvil financiará íntegramente tanto la deuda de adquisición como la de refinanciación de Euskaltel mediante un esquema de certeza de fondos ya acordado con un conjunto de entidades internacionales “de máxima solvencia”, por lo que no está previsto que requiera financiación con recursos propios de los inversores que conforman su estructura de propiedad y control.

La financiación sindicada requerirá de una novación e incremento de algunas líneas de financiación a largo plazo, como un nuevo tramo de préstamo a plazo de 800 millones y una línea de crédito renovable adicional de 250 millones.

El otorgamiento de estas nuevas líneas a largo plazo se suma al contrato de financiación sénior original (concretamente, la línea de 2.200 millones que ya fue desembolsada, y la línea revolving de 500 millones). De este modo, la financiación senior a largo plazo presenta un importe agregado de 3.750 millones de euros.

Adicionalmente a estas líneas de financiación, el pasado mes de marzo se otorgaron una serie de líneas de financiación puente a MásMóvil y ciertas filiales por un importe principal agregado de 2.750 millones de euros.

Está previsto que los fondos dispuestos en virtud de estas líneas de financiación se destinen a atender el pago de la contraprestación de la OPA, así como a pagar los costes de la operación y de la financiación, además de la refinanciación de la deuda del grupo Euskaltel.

La OPA no conllevará un incremento del endeudamiento consolidado de las sociedades del grupo Euskaltel, ni limita su plan de negocio 2020-2025, ni tampoco la política de inversión del grupo vasco, en la medida en que se cumplan las ratios financieras que permitan al grupo asumir endeudamiento adicional, según el folleto de la OPA.

Plazo de aceptación

El plazo de aceptación de la OPA será de 24 días naturales a partir del día hábil bursátil siguiente a la publicación del primer anuncio con los tratados esenciales de la oferta, finalizando también en día hábil bursátil. Si se materializa, la operación supondrá la integración del quinto operador español con el cuarto, lo que reforzará la posición del grupo MásMóvil en su desafío a las ‘tres grandes’ (Telefónica, Orange y Vodafone).

El grupo resultante tendrá capacidad de ingresar 2.700 millones de euros anuales y sumará 14 millones de líneas entre todas sus marcas. Además, gozará de una importante cuota de mercado en el norte peninsular. Asimismo, su huella de fibra será de 26 millones de hogares.

En el primer trimestre, la suma de la facturación de ambas compañías habría ascendido a más de 700 millones de euros. Además, ambos grupos han sido un jugador destacado en la portabilidad con ganancias netas en lo que va de año.

Próxima

Entradas Relacionadas