Caída de la bolsa de Tokio

Los comentarios del presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, asegurando que podría producirse un aumento inicial de las tasas a fines de 2022 por los riesgos de inflación, han generado nerviosismo.

Batacazo en la bolsa de Tokio por el miedo a que los bancos centrales pisen el acelerador en la retirada de los estímulos contra la crisis de la Covid-19. El Nikkei, su principal indicador, se deja un 3,39% al cierre, en la que es su mayor caída desde finales del pasado mes de febrero. El cambio de discurso por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, con un mensaje algo más ‘hawkish’ o ‘halcón’ por parte de su presidente, Jerome Powell, ha generado nerviosismo en el mercado. 

A esto contribuyeron también los comentarios del presidente de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, que aseguró el pasado viernes que podría producirse ya un aumento inicial de las tasas a fines de 2022 a medida que aumentan los riesgos de inflación. La caída de Tokio ha sido, así, la más fuerte entre las bolsas asiáticas. 

La de Sídney se deja un 1,81% en plena pugna comercial con China, el Hang Seng de Hong Kong retrocede un 1,3% en plena tensión política con el gigante asiático. Solo unos días después de que el G7 y la OTAN advirtieran a Pekín por las violaciones de derechos humanos y sus ambiciones, su gobierno ha lanza el mayor ataque contra la prensa prodemocracia en Hong Kong. Medio millar de policías han asaltado la sede del diario ‘Apple Daily’ y han detenido además a cinco directivos en nombre de la controvertida ley de seguridad nacional.

Los descensos son menos acusados para el Kospi surcoreano, que retrocede un 0,8% y para el principal índice de Taipéi, que se deja un 1,5%. En lo que respecta a los mercados de la China continental, la bolsa de Shanghái se estanca prácticamente en su nivel de cierre previo, en 3.524 puntos. Las caídas en Asia toman el testigo de las pérdidas registradas el viernes por los principales índices de Wall Street, con descensos del 1,58% para el Dow Jones, del 1,3% para el S&P 500 y del 0,92% para el Nasdaq.

Las capitalización de las Bolsas mundiales bajó 2,3 billones de dólares por las caídas registradas la semana pasada hasta algo más de 114 billones de dólares, según cálculos del economista Juan Ignacio Crespo.

Próxima

Entradas Relacionadas