La filial australiana de ACS coloca un bono con vencimiento a ocho años

La filial australiana de ACS coloca un bono con vencimiento a ocho años

Cimic, la filial australiana de ACS ha colocado en el mercado de deuda un bono con vencimiento a ocho años y un cupón del 1,953%, por 500 millones de euros.

La demanda ha superado en más de dos veces la oferta inicial, según informó la compañía.

La filial australiana de ACS ha recurrido al mercado europeo para llevar a cabo la emisión de este bono, con el objetivo de destinar los fondos obtenidos a fines corporativos, entre los que se encuentra la refinanciación de la deuda actual.

A cierre del primer trimestre, la constructora australiana registraba una deuda bruta de 2.340 millones de euros, tras cerrar la firma de un crédito sindicado de rendimiento de 900 millones de euros. Sus ingresos en 2020 fueron de 9.850 millones de euros.

“Esta exitosa transacción supone el debut de Cimic en los mercados de capitales de deuda europeos, con la que logra una extensión significativa de su perfil de vencimiento de deuda a largo plazo”, explica el presidente y consejero delegado de la compañía, Juan Santamaría, sobre la colocación recién emitida.

Tanto Moody’s como S&P Global Ratings le han otorgado a esta operación una calificación dentro del grado de inversión. En el caso de la primera agencia de calificación una de ‘Baa2’ y en el de la segunda una de ‘BBB-‘, mismas notas que le otorgan a la compañía, ambas con perspectiva ‘estable’.

La filial australiana de ACS se adjudicó hace poco nuevos contratos en el ámbito de carreteras y prisiones, por un total de 100 millones de dólares australianos (unos 64 millones de euros), lo que implica incrementar su presencia tanto en Singapur como en Australia.

Próxima

Entradas Relacionadas