Dia consigue recortar sus pérdidas un 55% entre enero y marzo

Dia consigue recortar sus pérdidas un 55% entre enero y marzo

 

Dia ha conseguido recortar sus pérdidas un 55% entre enero y marzo de este año, hasta los 63,8 millones de euros.

Por su parte, las ventas netas cayeron un 7,3%, con 1.571,6 millones de euros, afectadas por la reducción en un 6,2% del número de tiendas y la devaluación del real brasileño y el peso argentino.

La compañía ha achacado la reducción de sus ‘números rojos’ a la mejora del resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado y a la “eficaz” gestión del riesgo de tipo de cambio.

Las ventas comparables (‘Like-for-Like’) del grupo retrocedieron un 0,4% durante el primer trimestre, continuando la tendencia positiva iniciada durante el primer trimestre de 2020 y mantenida en enero y febrero de 2021 e impulsadas por un incremento del 9,2% en el tamaño medio de la cesta compensando el descenso del 8,7% en el número de tickets.

Según ha explicado el grupo, la comparativa con los resultados de marzo se ha visto afectada por el período de compras excepcionales previas al confinamiento sufrido en 2020 por la Covid-19.

Asimismo, las ventas brutas bajo enseña se situaron en 1.888,3 millones de euros hasta marzo, lo que supone un descenso del 8,8% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó 56,2 millones, un 7,4% menos.

En España, las ventas netas se situaron en 1.044,5 millones de euros, un 1,5% menos, mientras que las ventas brutas bajo enseña alcanzaron los 1.240,9 millones, un 2,6% inferiores.

Durante el cuarto trimestre de 2020, Dia alcanzó un punto de inflexión con el inicio de la conversión de tiendas propias en franquicias en España y Portugal, tras haber culminado tras dos años un proceso de racionalización de la red de franquicias.

En España, 20 tiendas netas pasaron de propias a franquicias durante el trimestre, se abrieron dos establecimientos y se cerraron 33 durante el período.

“La mejora en el margen bruto y en el Ebitda ajustado son muestra del continuo impacto positivo de las mejoras operativas y comerciales llevadas a cabo, y que están centradas en desarrollar vínculos a largo plazo con todos los grupos de interés, especialmente con nuestros clientes”, ha señalado el presidente ejecutivo de Dia, Stephan DuCharme.

“La extraordinaria demanda que han registrado los distribuidores de alimentación durante todos los meses de confinamiento en 2020 va a tener un impacto en los resultados comparativos en términos interanuales durante 2021, por lo que nos mantenemos prudentes ante el entorno que está por llegar”, ha añadido.

“Gracias al histórico acuerdo alcanzado con los acreedores sindicados, los bonistas y nuestro accionista de referencia, Dia se encuentra en posición de reducir sustancialmente su apalancamiento y de acelerar su plan de transformación del negocio, mejorando en última instancia nuestra posición como proveedor moderno y de proximidad en el sector de la alimentación para crear valor futuro en beneficio de todos los grupos de interés”, ha subrayado.

La compañía ha señalado que el acuerdo con acreedores sindicados, bonistas y el accionista de referencia establece una estructura de capital sostenible a largo plazo, al tiempo que ha subrayado que las prioridades en 2021 se centran en la mejora de la oferta comercial, el despliegue del modelo actualizado de franquicia, la actualización de las tiendas, la expansión del servicio ‘online’ y las mejoras operativas.

La liquidez disponible de Dia se ubica en los 293 millones. Un 80% de esa cantidad es en forma de efectivo y equivalentes al efectivo. Respecto a la deuda financiera neta, se sitúa en los 1.344 millones, lo que representa un incremento de 68 millones respecto al dato de diciembre de 2020, gracias al flujo de efectivo procedente de las operaciones que se ha mantenido plano, el control de los gastos por inversión, y la estabilidad del capital circulante.

Próxima

Entradas Relacionadas