Naturgy duplica su beneficio en el primer trimestre con 383 millones

francisco reynes

Naturgy ha obtenido un beneficio neto de 383 millones de euros en el primer trimestre del año, elevando así un 92,5% las ganancias de 199 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés ha señalado “la capacidad de la compañía para lograr resultados y crear valor en el día a día a pesar del contexto. Nuestra actividad lleva a posicionarnos como un agente activo en la transición energética que quiere contribuir a la recuperación económica, en línea con nuestro compromiso con la sociedad. Naturgy está inmersa en una profunda transformación, necesaria en el actual entorno, que nos obliga anticiparnos a los retos que plantea el sector”.

Principalmente, este incremento se ha producido al cierre en marzo, del acuerdo para resolver de manera amistosa las disputas que afectaban a Unión Fenosa Gas (UFG) desde 2012, mediante el recibo del pago en efectivo de unos 600 millones de dólares, así como la mayoría de los activos fuera de Egipto, excluidas las actividades comerciales de UFG en España, que tuvo un impacto positivo no ordinario de 65 millones de euros en ganancias.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la compañía liderada por Francisco Reynés Massanet a finales de marzo se ha situado en 982 millones de euros, un 9,8% más.

En este primer trimestre, los resultados de la compañía han batido la media del consenso de analistas, que estimó un Ebitda reportado de 943 millones y unas ganancias de 300 millones de euros. Excluyendo los elementos no recurrentes, el beneficio neto ordinario de la compañía ha ascendido a 323 millones de euros, un 3,5% más, mientras que su Ebitda ordinario ha alcanzado los 1.029 millones de euros a cierre de marzo, un 2% menos.

Efectos del Covid-19

La compañía ha destacado que, a pesar de la mejora en el panorama económico y la recuperación gradual de los precios de las materias primas, el Covid-19 ha continuado afectando negativamente al comportamiento operativo en forma de incertidumbre macroeconómica y una depreciación significativa de las divisas en Latinoamérica.

La compañía sigue con su posicionamiento en el mercado internacional con inversiones que aporten valor a medio y largo plazo a sus stakeholders. Así, la compañía se ha hecho con una cartera de proyectos de 8 GW en energía solar y de cerca de 5 GW en almacenamiento en Estados Unidos.

Naturgy planea tener una potencia operativa de 1,6 GW en 2025, a la vez que mantiene la posibilidad de desarrollar el resto de proyectos, hasta un total de 8 GW de energía fotovoltaica en 2030. Esta transacción representa la primera inversión de Naturgy en el mercado de energía renovable de EE.UU. y demuestra su compromiso por crecer en energías renovables, centrándose en geografías estables y proyectos en fase inicial de desarrollo.

Así, Naturgy se encuentra inmersa en el despliegue de iniciativas de transformación que permitan recuperar la competitividad a pesar de los desafíos energéticos y macroeconómicos. “Todo ello en un contexto donde ya se comienzan a vislumbrar signos de mejora”, han indicado fuentes de la compañía.

Durante el primer trimestre, las inversiones totales de la compañía han ascendido a 196 millones, un 2,5% menos debido a una mayor optimización del mantenimiento y al efecto de las divisas.

En lo que respecta a la deuda neta, a 31 de marzo ascendía a 13.597 millones de euros, en línea con los niveles de deuda neta a cierre de 2020. Este nivel de deuda todavía no refleja los ingresos antes de impuestos de 2.570 millones de euros previstos en la venta de la chilena CGE Electricidad.

Próxima

Entradas Relacionadas