Siemens gana 4.030 millones de euros al cierre de su año fiscal

Siemens gana 4.030 millones de euros al cierre de su año fiscal

 

Siemens ha ganado 4.030 millones de euros al cierre de su año fiscal, que concluyó en septiembre, lo que supone un retroceso del 22,1% si se compara con el resultado obtenido en el ejercicio anterior.

La cifra de negocio de Siemens en el conjunto de su ejercicio fiscal ha alcanzado los 57.139 millones de euros, un 2,3% por debajo de los ingresos reportados el año previo, mientras que los pedidos recibidos han bajado en torno a un 7,3% interanual, hasta 59.977 millones de euros.

El negocio digital de Siemens ha reducido un 7% sus ingresos, hasta 14.997 millones de euros, mientras que el área de infraestructuras inteligentes ha visto caer su facturación un 2%, hasta 10.418 millones de euros.

Por otro lado, el negocio de movilidad de Siemens ha aumentado un 2% sus ingresos, hasta 9.052 millones de euros, mientras que la unidad de tecnología médica ha facturado unos 14.460 millones de euros, en línea con el ejercicio anterior.

Entre los meses de julio y septiembre, la empresa obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.758 millones de euros, un 33,3% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, mientras que la cifra de negocio de la multinacional se ha reducido un 6,5%, hasta 15.312 millones de euros y los pedidos recibidos bajaron un 0,6%, hasta 15.559 millones de euros.

Joe Kaeser, presidente y consejero delegado de Siemens, ha comentado que “nuestro desempeño industrial y de ganancias en el trimestre aumentó de forma interanual”, tras la escisión de Energy y la venta de Flender, “Siemens está muy bien posicionado para liderar la transformación industrial en el futuro”.

De cara a 2021, la compañía ha manifestado su confianza en que la pandemia “no tendrá un impacto duradero en la economía mundial”, por lo que espera “un retorno bastante sólido” del crecimiento del PIB mundial, a pesar de que las industrias de clientes importantes seguirán haciendo frente a desafíos relacionados con la pandemia y los cambios estructurales específicos de la industria, lo que hará que el crecimiento de las inversiones fijas globales se retrase con respecto al crecimiento del PIB.

Desde Siemens han señalado que “suponiendo que las expectativas descritas anteriormente se cumplan durante el año fiscal 2021, anticipamos que el beneficio neto aumentará moderadamente respecto del año fiscal 2020, a pesar de unos fuertes vientos en contra por el tipo de cambio”.

Próxima

Entradas Relacionadas