Deutsche Böerse y Six quieren ganarse el apoyo de las autoridades para adquirir la Borsa italiana

Deutsche Böerse y Six quieren ganarse el apoyo de las autoridades para adquirir la Borsa italiana

Deutsche Böerse y Six quieren ganarse el apoyo de las autoridades italianas antes de presentar sus ofertas finales por la Borsa Italiana.

Los directivos de estos operadores de bolsa están tratando de frustrar la alianza de Roma con la francesa y han celebrado reuniones para persuadir al Tesoro italiano de las virtudes de sus respectivas propuestas.

La Bolsa de Valores de Londres (LSE, por sus siglas en inglés), que tomó el control de la Borsa en el año 2007 por 1.600 millones de euros, está tratando de venderla como parte de las medidas regulatorias necesarias para liquidar su adquisición de 27.000 millones de dólares del proveedor de datos Refinitiv.

Deutsche Böerse está dispuesto a entrar en un vehículo junto con inversores italianos que controlaría hasta un 49% de Borsa, mientras que el operador alemán tendría una participación de control del 51%.

Si llega a tener éxito, Deutsche Böerse otorgará plena independencia operativa a Borsa Italiana, permitiéndole ser dirigida por un consejero delegado y un presidente italiano.

Por otro lado, Six está haciendo énfasis en su plan de inversión y se ha comprometido a invertir en la actualización digital de Borsa como parte de su oferta.

El consejero delegado de Six, Jos Dijsselhof, ha comentado que el grupo está dispuesto a unirse a un socio italiano para hacerse con la bolsa de Milán, ofreciendo a Italia garantías en lo que respecta a la estructura de gobierno y a su representación en el consejo de Six.

Dijsselhof ha señalado que “estamos muy abiertos a discutir una participación significativa de los agentes italianos en la Borsa Italiana y/o MTS (la plataforma de comercio de bonos de la bolsa de Milán) para fortalecer nuestro compromiso con el país (…) e invitar a los representantes italianos a sentarse en nuestro consejo de administración y consejo ejecutivo”.

El Tesoro italiano está ejerciendo su influencia en el proceso de venta y prevé utilizar su capacidad legal para bloquear cualquier adquisición no deseada, porque la Borsa está considerada un activo clave por los legisladores italianos.

Próxima

Entradas Relacionadas