Iberdrola pone un pie en Japón

Iberdrola pone un pie en Japón

Iberdrola ha sellado un acuerdo con Macquarie’s Green Investment Group (GIG), por el que se hace con el 100% de la promotora nipona Acacia Renewables.

El acuerdo permite  a Iberdrola utilizar el mercado japonés como nueva plataforma de crecimiento en renovables, en concreto en el área de la eólica marina, una de las tecnologías en la que la energética es puntera.

Acacia Renewables cuenta en la actualidad con dos parques eólicos marinos en desarrollo, con una potencia conjunta de 1,2 gigavatios (GW), que podrían estar operativos en 2028. Adicionalmente, dispone de otros cuatro proyectos en cartera, que suman una capacidad de 2,1 GW, informó la energética.

En concreto, Iberdrola ostentará una participación igual a la de GIG en estas seis instalaciones y ambos socios se encargarán de desarrollar los proyectos.

La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán indicó que la operación está alineada con su estrategia y le permite posicionarse en una etapa de desarrollo inicial en el sector eólico marino japonés, un mercado que cuenta con un gran potencial de crecimiento.

El acuerdo posibilita a la compañía el acceso a una cartera de proyectos diversificada, situada en diferentes áreas del Suroeste del país, en un entorno óptimo para las subastas anunciadas por el Gobierno de Japón.

Iberdrola y GIG se comprometen, además, a trabajar en reforzar colaboraciones sólidas en Japón, incorporando a nuevas compañías locales a los desarrollos.

Además, Iberdrola subrayó que esta adquisición le abre la oportunidad de desembarcar en el mercado eólico marino japonés, que atraviesa actualmente una fase inicial y presenta un gran potencial de crecimiento para las próximas décadas, además de un entorno favorable para la inversión.

La capacidad eólica marina instalada en Japón se reduce en la actualidad a unos 70 MW, pero el país ha desplegado una estrategia para descarbonizar su ‘mix’ energético y promover la independencia energética. De hecho, las previsiones apuntan a que el mercado alcanzará los 10 GW instalados en 2030 y hasta los 37 GW en 2050.

Asimismo, la compra de Acacia Renewables está alineada con la estrategia de Iberdrola de consolidarse como la mayor compañía renovable del mundo, añadiendo nuevos proyectos a su cartera, y se suma a otras transacciones realizadas por la compañía en los últimos años en el ámbito de la eólica marina.

Estas operaciones han permitido el desarrollo de parques en el mar Báltico alemán (Wikinger y Baltic Eagle), en el Mar del Norte (East Anglia ONE), Irlanda (West of Duddon Sands), la costa de Massachusetts (Vineyard Wind), la francesa (Saint Brieuc) y, más recientemente, el acceso a 9 GW de capacidad en Suecia. Adicionalmente, Iberdrola cuenta en este segmento con una cartera total de 15 GW.

La energética suma así con la adquisición de la nipona Acacia su sexta operación corporativa en lo que va de año, a pesar de la crisis por la pandemia del Covid-19.

A las transacciones en eólica marina en Francia y Suecia se suman la adquisición de la empresa francesa de energías renovables Aalto Power, los acuerdos para desarrollar 165 MW eólicos terrestres en Escocia y, más recientemente, la compra de Infigen Energy, con la que se ha convertido en uno de los operadores líderes del mercado australiano de energía renovable.

La compañía liderada por Ignacio Sánchez Galán, que opera actualmente 32,7 GW renovables a nivel global, y cuenta con una cartera de proyectos renovables de 58 GW, ha acelerado sus inversiones, con el objetivo de contribuir a la reactivación de la actividad económica y a la generación de empleo.

Con esa meta en el horizonte, Iberdrola pretende invertir este año 10.000 millones de euros en energías renovables, redes eléctricas inteligentes, y sistemas de almacenamiento a gran escala. Desde 2001, la compañía lleva invertidos en estos sectores 100.000 millones de euros en todo el mundo.

Próxima

Entradas Relacionadas