CaixaBank y Bankia podrían reunirse el 13 de septiembre

CaixaBank y Bankia podrían reunirse el 13 de septiembre

CaixaBank y Bankia podrían reunirse el 13 de septiembre, para que sus respectivos consejos de administración tomen una decisión sobre la operación de la fusión.

Los máximos órganos de gobierno de ambas entidades esperan contar para ese momento con los resultados de la due diligence (auditoría legal) que les permita disponer de todos los datos necesarios para tomar la decisión de seguir adelante o no con la operación.

Aunque los consejos de administración aún no han sido convocados formalmente para el día 13, se trata de una de las fechas que más probabilidades tiene, debido al interés que tienen los bancos por acelerar los procesos.

Ambos consejos autorizaron el inicio de las negociaciones, que arrancaron de forma discreta antes del verano, y para su pertinente asesoramiento contrataron a bancos de inversión (Morgan Stanley en el caso de CaixaBank y Rotschild en el de Bankia), además de consultoras (Deloitte y EY, respectivamente) y asesores legales (Uría Menéndez y Garrigues, respectivamente).

Si los resultados de la due diligence son positivos, los consejos decidirán dar el pistoletazo de salida a la operación y convocar juntas extraordinarias de accionistas en otoño para conseguir su preceptiva autorización.

CaixaBank y Bankia quieren acelerar los trámites correspondientes para fusionarse antes de que termine el año, por lo que podría materializarse al cierre del primer trimestre de 2021.

La fusión de CaixaBank y de Bankia daría origen a un grupo con activos por 650.000 millones de euros, unas 6.600 sucursales (4.400 la entidad de origen catalán y más de 2.200 la entidad nacionalizada) y una plantilla conjunta superior a los 51.000 empleados.

En relación a la solvencia, ambas entidades se encuentran en los puestos de cabeza de los bancos cotizados españoles, con una ratio de CET1 del 13,27% en Bankia y del 12,3% en CaixaBank.

En cuanto a las autorizaciones, es probable que ambas entidades notifiquen la operación a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en lugar de remitirla a Bruselas.

Próxima

Entradas Relacionadas