Francisco Reynés: “La estabilidad regulatoria es necesaria para atraer inversión”

francisco reynes

 

Más de 40 compañías de la industria energética han participado en el V Foro Anual de la Energía: La transición energética, clave en la recuperación tras la Covid-19, organizado por elEconomista. Una de las conclusiones a la que han llegado los expertos del sector para la recuperación económica consiste en avanzar en la consecución de un modelo sostenible 

Francisco Reynés, presidente ejecutivo de Naturgy, ha indicado que “Gobierno, agentes sociales, empresas y sociedad deben ver el sector energético como un sector tractor de la economía” por su gran capacidad inversora, generación de empleo y alineamiento absoluto con la descarbonización de la economía. Asimismo, ha destacado que es un sector “responsable” y que ha tenido una respuesta “impecable” en estos duros meses. “Ha dado servicio a los clientes y ha asegurado el suministro, y todas las empresas han demostrado un relevante compromiso social”, ha resaltado Reynés. 

El presidente de Naturgy, ha pedido estabilidad regulatoria, un marco jurídico previsible, agilidad administrativa y consenso social. Y es que las considera condiciones imprescindibles para incentivar la inversión, algo clave si se quiere acelerar la transición energética, en un sector que “invierte a largo plazo y que necesita condiciones para hacerlo con seguridad”.  También, Francisco Reynés ha recordado que es imprescindible una comunicación “fluida, transparente y de confianza” entre los sectores público y privado. 

Relacionado con el sector, Francisco Reynés ha recordado que, del plan de recuperación para Europa, 140.000 millones de euros recaerán en España y, de estos, el 30% se destinarán a proyectos del mundo de la Energía. Estos proyectos tienen que ser compatibles con la transición: reducción de emisiones, aumento de interconexiones entre países europeos, renovables… proyectos que todos sabemos ejecutar y en los que hay que empezar a poner papel, lápiz, números y arrancar lo antes posible”. 

Además, estos fondos se suman a los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), que se van a traducir en la Ley de Cambio Climático antes de final de año y que suponen 240.000 millones de inversiones a 2030. “Tres cuartas partes de estas inversiones son inversiones adicionales por encima de las inversiones recurrentes del sector y que tienen que ver con alcanzar los ambiciosos objetivos que se plantearon en el PNIEC”, ha afirmado Reynés. 

El PNIEC (2021-2030) sitúa España en la senda para alcanzar la neutralidad climática en 2050 y cumplir con el Acuerdo de París. A este respecto, prevé eliminar, en los próximos diez años, una de cada tres toneladas de gases de efecto invernadero que se emiten actualmente. Para ello, se duplica la presencia de renovables en el uso final de la energía. El plan incluye un análisis del impacto socio-económico de sus medidas. Entre otros efectos, se crearán entre 250.000 y 350.000 empleos netos anuales. 

Próxima

Entradas Relacionadas