Mutuactivos compra deuda corporativa de alta calidad y deuda subordinada e híbridos

ignacio garralda

La gestión de activos se ha complicado ante la difícil coyuntura económica acutal. Desde Mutuactivos, liderada por Ignacio Garralda, consideran que, previsiblemente, la crisis del Covid-19 generará una fuerte recesión a nivel global que llevará aparejada una importante caída de los beneficios empresariales y un aumento de las ratios de endeudamiento, tanto en empresas como en gobiernos. 

Mutuactivos, la gestora de fondos de inversión de Mutua Madrileña, está aprovechando las oportunidades que surgen en el mercado para reposiciones sus carteras. Los gestores de Mutuactivos que afrontaron esta crisis con carteras bastante conservadoras, han aprovechado las caídas de las últimas semanas para invertir tanto en crédito como en renta variable en empresas de alta calidad y con buena situación patrimonial. Con todo, dada la situación de incertidumbre, mantienen su sesgo prudente y un alto porcentaje de liquidez en sus fondos.

Emilio Ortiz, director de inversiones de Mutuactivos, ha afirmado que las recientes caídas de los mercados han servido para elevar las primas de riesgo en la mayoría de los activos y, en consecuencia, para mejorar notablemente su potencial a medio plazo.  La escasa liquidez de los mercados está haciendo que los inversores se refugien en los activos más líquidos. “Este proceso está dando lugar a una ampliación de las primas de liquidez, mejorando el potencial de rentabilidad para aquellos inversores que tengan la capacidad de invertir con un horizonte temporal de medio plazo”, ha apuntado Ortiz.

Atractivo en renta fija privada

Desde Mutuactivos opinan que la renta fija privada, que antes de la caída parecía un activo con escaso potencial, ofrece ahora bastante atractivo. “Los diferenciales actuales ya descuentan un escenario de fuerte desaceleración económica y de aumento de los impagos”, ha comentado Emilio Ortiz.

En su opinión, tomando como referencia la experiencia de otras crisis económicas similares, los modelos de análisis actuales indican que, con un horizonte temporal de medio plazo, la rentabilidad por cupones será más que suficiente para compensar las posibles pérdidas crediticias.  “Además, esta vez, el crédito cuenta con un fuerte apoyo de los bancos centrales (que están comprando bonos e incluso ETFs en el mercado) y de los gobiernos (que están extendiendo ayudas financieras a las empresas más afectadas por la crisis)”, ha añadido.

Gran parte de las compras que ha realizado Mutuactivos de la mano de Ignacio Garralda, en el segmento de la renta fija privada se han acometido en el mercado primario, aprovechando que muchas compañías han salido en busca de financiación, ofreciendo primas interesantes a los inversores. Dentro de la deuda financiera, aunque ven valor en los AT1, prefieren la deuda LT2, menos expuesta al riesgo de extensión o impago de cupones.

Menos positivos son respecto a la deuda pública de la periferia. “A pesar de la ampliación de las primas de riesgo, consideran que la deuda periférica está cara en relación con la deuda corporativa. Además, les preocupa el creciente endeudamiento público de Italia, que creen podría acercarse al 150% del PIB tras la crisis. “Con ese nivel de endeudamiento, cualquier aumento sostenido de la prima de riesgo italiana podría volver a poner en duda la sostenibilidad de su deuda a medio plazo”, ha afirmado Ortiz.

Asimismo, han decidido reducir la exposición a inflación. “En los próximos meses va a seguir siendo muy baja. Por un lado, porque el aumento del desempleo debería reducir la presión salarial; por otro, porque la caída de los precios de la energía tiene un efecto deflacionario que perdurará mientras no se consiga una situación de equilibrio en el mercado del crudo. Además, los swaps de inflación han perdido eficacia como herramienta de cobertura para el riesgo de duración”, ha analizado el experto.

Próxima

Entradas Relacionadas