REE termina el tendido entre Menorca y Mallorca

REE termina el tendido entre Menorca y Mallorca

Red Eléctrica de España (REE) ha terminado este jueves los trabajos del tendido del nuevo enlace eléctrico entre Menorca y Mallorca. El trazado incluye 41 kilómetros submarinos y la puesta en servicio del enlace está prevista para el tercer trimestre de 2020.

El barco cablero Skagerrak, que comenzó estas labores el pasado miércoles en Cala en Bosc (Ciutadella, Menorca), ha llegado este jueves a Cala Mesquida (Capdepera, Mallorca), donde ha concluido la instalación del cable en su tramo submarino y se ha procedido a su arrastre hacia tierra para conectarlo con el tramo terrestre.

Esta nueva interconexión, cuya puesta en servicio está prevista para el tercer trimestre de 2020, conectará Menorca con el conjunto del sistema eléctrico balear y éste con el peninsular.

Con un coste de 84 millones de euros, Red Eléctrica explica que este enlace mejorará la seguridad y la calidad del suministro en Menorca, maximizará la evacuación de energías renovables, reducirá las emisiones de dióxido de carbono (CO2), y facilitará el avance en la transición energética de la isla y del conjunto de las Baleares.

El enlace está formado por un cable terrestre-submarino tripolar de 132 kilovoltios (kV), que pesa unas 2.300 toneladas (56,5 kilos por metro) y enlaza las subestaciones de Ciutadella y Cala Mesquida, en Menorca y Mallorca, respectivamente.

El trazado incluye 41 kilómetros (km) submarinos, con una profundidad máxima de 81 metros, y 12,4 km terrestres en Menorca y 800 metros en Mallorca. Los tramos terrestres del enlace son, en las dos islas, soterrados.

En ambos extremos, la llegada del enlace a la costa se efectúa mediante perforación horizontal dirigida, una técnica que permite la instalación de una canalización subterránea con un control absoluto.

De esta manera, es posible evitar los obstáculos del terreno y garantizar la mínima repercusión ambiental, especialmente la salvaguarda de las praderas de fanerógamas y de posidonia en ambos extremos costeros.

En el caso de Cala en Bosc, la perforación horizontal dirigida cuenta con 310 metros de longitud total con una profundidad máxima de 25 metros, mientras que en el caso de Cala Mesquida, tiene una longitud de 800 metros, con un recorrido submarino de profundidad máxima de 20 metros, y un recorrido terrestre de 276 metros bajo la playa.

Próxima

Entradas Relacionadas