Enagás consigue 333,1 millones de euros hasta septiembre

Enagás consigue 333,1 millones de euros hasta septiembre

Enagás ha conseguido un beneficio neto de 333,1 millones de euros hasta septiembre, lo que supone un avance del 2,3% con respecto al mismo periodo de 2018, según ha señalado la propia compañía gasista a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El grupo indicó que la aportación a sus ganancias de las sociedades participadas a 30 de septiembre asciende al 29,5%, aumentando respecto al año pasado, cuando representaban el 20%. A este respecto, destacó la contribución de la estadounidense Tallgrass desde el pasado 1 de abril y de Desfa (Grecia) desde diciembre del año pasado, así como una mejor aportación de GNL Quintero (Chile) y TGP (Perú).

Los ingresos totales a 30 de septiembre de Enagás alcanzaron los 872,4 millones de euros, un 1,3% por debajo de la cifra registrada en los nueve primeros meses del año pasado.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en los 767,1 millones de euros a cierre de septiembre, un +6,9% superior al obtenido en el mismo periodo de 2018.

Los dividendos recibidos por el grupo de las filiales aumentaron en 33 millones de euros respecto a los obtenidos al finalizar los nueve primeros meses de 2018.

La inversión neta de Enagás a cierre de septiembre ascendió a 756,5 millones de euros, que incluye fundamentalmente la inversión internacional en Tallgrass Energy.

La deuda neta se situó en los 4.234 millones de euros, ligeramente inferior a los 4.275 millones de euros al pasado 31 de diciembre de 2018. En ello, el grupo presidido por Antonio Llardén señaló que destacó la sólida generación de caja en el período, la inversión para la adquisición de Tallgrass por importe de 704,9 millones de euros, el efecto de la NIIF 16 de 331 millones de euros, el pago del dividendo complementario correspondiente al ejercicio 2018 y la desconsolidación de GNL Quintero (-645 millones de euros).

Por otra parte, la demanda de gas natural acumulada a 30 de septiembre fue la más alta de la última década, con 294,2 teravatios hora (TWh), lo que supone un incremento del 16,9% con respecto al mismo período del año 2018.

Según Enagás, este comportamiento se debe fundamentalmente al aumento de la demanda de gas para generación eléctrica (+98,8%), al recorte de la generación hidráulica, y a un incremento de la participación de los ciclos, además del crecimiento de la demanda industrial (+3%).

Próxima

Entradas Relacionadas