Moody’s hipotecas firmadas tras la crisis tienen menos riesgo que las anteriores

Moody's hipotecas firmadas tras la crisis tienen menos riesgo que las anteriores

Moody’s, a través de un informe que analiza la emisión de bonos de titulización hipotecaria residencial (RMBS) en la región EMEA entre 2009 y 2018, ha precisado que las hipotecas firmadas después de la crisis económica conllevan menos riesgos que los acuerdos suscritos antes de 2009.

En este sentido, Antonio Tena, vicepresidente y analista senior de Moody’s, ha apuntado a factores positivos como criterios más estrictos en el momento de la firma, la mejora del perfil crediticio y las políticas macroprudenciales.

En concreto, tras la crisis los criterios de suscripción de hipotecas son más estrictos, lo que conlleva un perfil crediticio más sólido de los nuevos prestatarios. Además, han resultado beneficiosas las hipotecas más sencillas, la menor relación préstamo-valor y la menor exposición a hipotecas a tipo variable, que limita el impacto de variaciones en los tipos de interés.

Por otro lado, Moody’s ha constatado que se han simplificado las estructuras de negociación, lo que también contribuye a reducir el riesgo crediticio. Las lecciones aprendidas de la crisis también han reducido el riesgo de contraparte, y el aumento de la regulación hipotecaria ha tenido “efectos mixtos” sobre el riesgo crediticio.

En esta línea, el informe se refiere concretamente a la nueva ley de los contratos de crédito inmobiliario en España, que es positiva para el crédito en la medida en que hace los contratos más transparentes, pero negativa por extender el tiempo antes del cual un banco puede ejecutar una hipoteca para la que no se están abonando las cuotas.

En líneas generales, el análisis de Moody’s estima que los efectos positivos para el crédito superan a los negativos.

Días atrás, Moody’s advirtió del bajo crecimiento de la distribución europea y española en los próximos 12 a 18 meses y ha calificado con “perspectiva negativa” al sector minorista de Europa, según detalla en su último informe anual de perspectivas sobre la industria.

En concreto, la agencia de calificación ha subrayado que el incremento de la competencia ‘online’ y la apuesta por los descuentos seguirán presionando al crecimiento de las ventas del comercio. Un sector que también se ve afectado por el envejecimiento de la población, la pobreza juvenil y la creciente urbanización.

“Los ingresos generales del sector minorista europeo seguirán siendo anémicos en 2020 a medida que los especialistas ‘online’ y los descuentos reducen los márgenes de los minoristas, obligándolos a reducir sus precios”, ha explicado el vicepresidente-senior credit officer de Moody’s, David Beadle.

Próxima

Entradas Relacionadas