Servicios de limpieza en hoteles: el punto más importante para los huéspedes

Aunque elegir alojamiento no siempre es fácil, los servicios de limpieza de un hotel son uno de los puntos fundamentales para decantarnos por una de las muchas opciones que podemos encontrar.

Además de factores como el precio, la atención por parte del servicio o el tipo de pensión que incluye la tarifa, la limpieza es uno de los factores que más se valoran entre los viajeros.

Hoteles, hostales, residencias y apartamentos turísticos son lugares por donde pasan muchas personas a lo largo del día. Por este motivo, la limpieza y desinfección en profundidad y al detalle son realmente importantes, tanto en las habitaciones como en los baños y en los espacios comunes. Cuando un huésped entra en la habitación, espera encontrar un espacio en perfecto estado y cualquier pequeño descuido puede hacer que el cliente nunca vuelva a reservar el hotel o que nos deje una mala opinión en redes sociales y el impacto sea aún mayor.

Tanto si la limpieza corre a cargo del hotel como de la gestión de un servicio de limpieza para empresas externo, la limpieza de las habitaciones de huéspedes debe ser primordial.

Cada vez que un cliente deja el hotel, la habitación donde se alojaba debe limpiarse a fondo y prepararse para la llegada del siguiente huésped. Es muy importante cambiar la ropa de cama, desinfectar el baño y reponer toallas y otros objetos de higiene como champús, cepillo de dientes o hilo dental, en función de las amenities de las que disponga el hotel por su categoría. Además, el polvo de los muebles tiene que limpiarse y los suelos tienen que aspirarse y/o fregarse.

Los servicios de limpieza para empresas contratados también son responsables de asegurar que las zonas comunes están en perfectas condiciones. Todas las zonas que utilizan los huéspedes frecuentemente tienen que limpiarse cada día: vestíbulos, baños de la planta baja, salas de reuniones, gimnasios, etc. Como en el caso de las habitaciones, es importante que los suelos no tengan manchas y que las ventanas se mantengan también en buenas condiciones. Los muebles tienen que estar en el lugar que les corresponde y objetos como vasos o platos no pueden quedarse en este tipo de zonas.

Así, la mejor solución para la higienización de un hotel es contratar los servicios de una empresa de limpieza con profesionales cualificados para garantizar el mejor resultado y conseguir el bienestar de los clientes.

Próxima

Entradas Relacionadas