El IPC de China sube 2,7% en junio

El IPC de China sube 2,7% en junio

El índice de precios al consumidor (IPC) de China ha subido un 2,7% interanual en junio, de acuerdo a unos datos publicados por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE).

El director de la División Urbana de la ONE, Dong Yaxiu, ha dicho que los principales protagonistas de este aumento fueron los alimentos, que subieron un 8,3%.

En este sector destacan los precios de las frutas frescas (42,7% interanual de aumento), que se explica por la influencia del “clima extremo” sobre las cosechas y porque en junio de 2018 los precios fueron más bajos de lo habitual.

Aunque el gran protagonista ha sido la carne de cerdo, que se encareció un 21,1%.

Julian Evans-Pritchard, analista de la consultora Capital Economics, ha explicado que los problemas con el suministro de productos porcinos “siguen siendo el principal causante de esta tendencia” alcista de sus precios.

En este sentido, ha agregado que las autoridades han reconocido que, desde su inicio en agosto de 2018, la epidemia ha acabado con la vida de casi 1,2 millones de cerdos y apuntaron que la perspectiva de las tareas de prevención y control sigue siendo “complicada y desalentadora”.

En el primer semestre del año, los precios del cerdo se han elevado un 10,2% y los de la fruta fresca, el 16,1%, en comparación con el mismo período de 2018.

El aumento de los precios no alimentarios en China ha sido del 1,4%, una décima menos que el mes anterior.

Por otro lado, destaca un descenso de los precios energéticos. El combustible para vehículos ha caído un 6,5 %.

El sector más inflacionista ha sido el de la sanidad (2,5%), con más protagonismo de la medicina tradicional china que de la occidental: 4,9% frente a 4,7%.

De cara al futuro, Evans-Pritchard considera que esta estabilidad de los niveles de inflación probablemente será efímera: “el arrastre de la caída de los precios del petróleo debería aflojar dentro de poco tiempo, y el reciente desplome del suministro de cerdo sugiere que es probable que la presión alcista sobre los precios alimentarios se intensifique en los próximos meses”. Y esta situación no evitará cambios en la política monetaria china.

Entradas Relacionadas