Acciona firma con CaixaBank una ‘carta de crédito verde’

Acciona firma con CaixaBank una ‘carta de crédito verde’

Acciona ha firmado con CaixaBank la primera carta de ‘crédito verde’ (green letter of credit) del sistema financiero europeo por un importe de 129 millones de dólares (unos 114 millones de euros), según informaron el grupo y la entidad financiera.

La ‘carta de crédito’ es un instrumento por el que una entidad financiera garantiza el pago de una empresa a sus proveedores.

En este caso, tiene consideración de ‘verde’ por estar vinculado a un proyecto de desarrollo sostenible y mitigación del cambio climático.

La carta por la que CaixaBank garantiza los pagos comprometidos por Acciona se ha dedicado al suministro de módulos fotovoltaicos para la construcción de una planta fotovoltaica en México.

Se trata de una instalación de 405 megavatios (MW) de potencia y ya en operación comercial, que producirá anualmente electricidad equivalente al consumo de 583.000 hogares y evitará la emisión a la atmósfera de más de 925.000 toneladas de CO2.

Recientemente se pudo conocer que Acciona vendió los derechos de cobro del litigio que mantiene con la Generalitat de Catalunya por el contrato de gestión de Aigües Ter Llobregat. ATLL Concesionaria, sociedad a la que le fue adjudicada incialmente la gestión de la empresa de aguas y en las reclamaciones, está participada en un 76,05% por Acciona; el resto está en manos de un grupo de minoritarios entre los que destacan Pioneer Investments (2%) y grandes fortunas catalanas. El comprador, según fuentes del mercado, es la gestora Fortress, especializada en compra de litigios y que ya ha adquirido derechos casos como el de los arbitrajes de renovables y otros como Telefónica.

Así, ATLL Concesiones cederá los derechos de cobro del litigio por el contrato a cambio de 170 millones de euros más una parte ligada a la indemnización que, eventualmente, decreten los tribunales de justicia o acepte abonar la Generalitat. En la comunicación, Acciona especifica que la cesión de los derechos de cobro no incluye los 53,8 millones ya reconocidos por el Govern.

El contrato fue adjudicado en los últimos días de 2012 por el Gobierno de Artur Mas y contemplaba la concesión de la gestión durante cincuenta años de ATLL compañía que gestiona el servicio de abastecimiento de agua a 4,5 millones de habitantes de Cataluña. El importe de la operación ascendió a 1.000 millones de euros. El organismo de control de contratos administrativos de la propia Generalitat, de hecho, se pronunció en contra de la adjudicación, si bien el Govern la hizo efectiva antes de escuchar su opinión.

Próxima

Entradas Relacionadas