Francisco Reynés: “El dividendo muestra la confianza en el futuro de Naturgy”

francisco reynes

Naturgy, compañía energética liderada por Francisco Reynés, ha presentado los resultados del primer trimestre de 2019, enfocados al progreso en la puesta en marcha de su Plan Estratégico con un gran reto por delante como son las energías renovables, lo que destaca el gran plan industrial de la compañía energética, tanto a nivel nacional como internacional.

Asismismo, la compañía ha disminuido su perfil de riesgo y ha aumentado su exposición en activos regulados con novedosas inversiones. Desde el principio, Francisco Reynés Massanet ha puesto su foco en la generación de caja, logrando reducir su deuda neta y cumpliendo con la retribución al accionista, al finalizar el pago del dividendo con cargo a los resultados del año anterior.

Francisco Reynés Massanet, presidente ejecutivo de la compañía, indicó que el “grupo continúa con su proyecto industrial, invirtiendo en renovables y redes, lo que nos permite adaptarnos al mix energético del futuro y a la calidad de servicio que necesitan y demandan los clientes. Asimismo, seguimos cumpliendo con los compromisos que adoptamos hace un año en la remuneración de los accionistas, al tiempo que mantenemos los niveles de deuda estable. Naturgy sigue avanzando en la ejecución del Plan Estratégico, con un destacado progreso en las eficiencias y en la reducción del perfil de riesgo de Naturgy. Este avance se ha producido en parte gracias a la actualización tarifaria de algunos países en Latinoamérica y sin duda a la mejora progresiva en el perfil de riesgo de los negocios liberalizados”.

Los resultados registrados en el primer trimestre, demuestran que el plan estratégico que Francisco Reynés puso en marcha a su llegada en 2018, ha dado sus frutos con un EBITDA ordinario que alcanzó los 1.167 millones de euros, un 6% más que en el mismo período del año anterior, y un beneficio neto ordinario de 377 millones. Este hecho supone un aumento del 16%.

Reynés, ha comentado que las inversiones ascendieron a 301 millones de euros en el período y muestran primordialmente el desarrollo de una nueva capacidad de renovables prevista por la empresa eléctrica, así como el crecimiento en redes de distribución, siempre cumpliendo con el Plan Estratégico 2018-2022.

El crecimiento en las inversiones, ha supuesto un avance en el proyecto industrial de Naturgy, donde destacan los 138 MW de proyectos solares y eólicos puestos en operación en España en el primer trimestre y otros 777 MW que entrarán en operación a lo largo del año. Con todo, la capacidad instalada en el país asciende ya a cerca de 1.320 MW, un 15% más. La compañía también ha invertido en el desarrollo 180 MW de energía eólica en Australia y 324 MW de capacidad eólica y solar en Chile, que entrarán en operación antes del tercer trimestre de 2020 y del primer trimestre de 2021, respectivamente.

Durante el primer trimestre de 2019, la deuda neta ascendió a 15.003 millones de euros, un 2% menos que el 31 de diciembre de 2018, gracias a un mayor foco en la generación de caja, tras haber destinado 560 millones para el pago del dividendo complementario del 2018 y un total de 135 millones para el programa de recompra de acciones propias durante el trimestre.

Desde que Francisco Reynés llegó a la presidencia de Naturgy, en febrero del pasado año, ha llevado a cabo un intenso proceso de transformación interno, desde el punto de vista operativo, de esquema directivo, y de estructura de deuda y de dividendos.

RETRIBUCIÓN AL ACCIONISTA

Naturgy, compañía presidida por Francisco Reynés, sigue cumpliendo con la remuneración comprometida con los accionistas. Es destacable que el paso mes de marzo, la empresa finalizó el pago del dividendo comprometido a cargo de los resultados de 2018.

Asimismo, desde la puesta en marcha del Plan Estratégico hasta el 31 de marzo de 2019, Naturgy ha invertido 238 millones de euros para recomprar acciones como parte del programa anual de recompra, de títulos propios de 400 millones de euros que se completará a finales de junio de 2019.

En la Junta General Ordinaria, celebrada el pasado mes de marzo, los accionistas aprobaron una reducción del capital social de la empresa mediante la amortización de las acciones compradas en el marco de este programa y mostraron todo su apoyo al actual presidente ejecutivo de la compañía, Francisco Reynés para que sigue con su hoja de ruta.

REDUCCIÓN PERFIL DE RIESGO

Naturgy, de la mano de Francisco Reynes ha continuado avanzando en su plan de eficiencias y en una gradual reducción de su perfil de riesgo. En concreto, la reducción de costes aplicada desde el lanzamiento del Plan Estratégico el pasado mes de junio es notable en todas las áreas de la compañía y seguirá siendo un impulsor clave en la evolución del negocio.  Además, la compañía energética continúa de forma favorable con la ejecución de su hoja de ruta para lograr las eficiencias previstas para este año y reitera su compromiso para el 2022.

RENDIMIENTOS POR NEGOCIOS

En general, todas las unidades de negocio han registrado un aumento del EBITDA. Gas&Power anotó un EBITDA ordinario de 409 millones, un 1,2% más, debido principalmente a las nuevas políticas comerciales del grupo, el plan de eficiencias y la nueva capacidad de renovables, que han podido compensar la caída de precios del gas registrada en los primeros meses del año.  Además, el negocio de Infraestructuras EMEA incrementó su EBITDA ordinario un 7,7% hasta los 475 millones de euros, como resultado de un buen comportamiento de todas sus actividades.

Desde su llegada a Naturgy, Francisco Reynés se ha centrado en la internalización de la compañía energética con filiales como Infraestructuras Latinoamérica Zona Norte (México y Panamá) el EBITDA ordinario fue de 101 millones de euros, con un alza del 68% con respecto al mismo periodo de 2018, debido a la revisión regulatoria de las tarifas, un crecimiento de la demanda, mayores márgenes y la reducción de costes.

También, el resultado del negocio de Infraestructuras Latinoamérica Zona Sur (Chile, Argentina y Brasil, principalmente) creció significativamente, con un EBITDA ordinario de 194 millones de euros (+15%), gracias a las eficiencias alcanzadas y a la actualización de las tarifas que reconocen la devaluación de las divisas y la inflación.

Entradas Relacionadas