El consejo de Dia respalda la OPA de LetterOne

El consejo de Dia respalda la OPA de LetterOne

El consejo de administración de Dia ha mostrado una opinión favorable y por unanimidad a la Oferta Pública de Adquisición (OPA) presentada por LetterOne, sociedad controlada por el inversor ruso Mikhail Fridman, con más del 29% del capital de la cadena de supermercados.

En concreto, el máximo órgano de gobierno de la compañía ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de su decisión un día antes de que concluyera el plazo para ofrecer su opinión sobre la OPA.

De esta forma, el consejo de administración ha dado esta opinión favorable dadas las actuales circunstancias de la compañía y “no habiendo ninguna otra alternativa” y a la luz de los “elevados riesgos” que conllevaría para la empresa, accionistas, acreedores, empleados, franquiciados y proveedores que la oferta de Fridman no prosperase.

Así, entienden, tras conocer las opiniones emitidas por Bank of America Merrill Lynch International Limited y Rothschild & Co., que la OPA del millonario ruso se trata de la “mejor alternativa existente” para el conjunto de los referidos grupos de interés.

Sin embargo, considera que el precio de la oferta de 0,67 euros no tiene la consideración de precio equitativo, mientras que subraya que LetterOne aún no ha indicado que haya alcanzado “acuerdo alguno” con los bancos acreedores que permita evitar el incumplimiento del vencimiento el 31 de mayo de 2019 de la deuda.

Por su parte, Rothschild & Co. destaca en su informe que la oferta puede representar una “oportunidad” para los accionistas que busquen “liquidez inmediata” para su inversión o que no estén dispuestos a asumir los riesgos que podrían derivar en la pérdida total de su inversión.

Además, señala que en el caso de que la oferta no tenga un resultado positivo o no se ejecute el aumento de capital de 500 millones de euros previsto por LetterOne, provocaría que Dia no fuera capaz de lograr un acuerdo alternativo de recapitalización a corto plazo que le permita afrontar la situación de patrimonio neto negativo o una refinanciación de sus deudas.

De no conseguirlo, Rothschild & Co. alerta de que la cadena de supermercados podría quedar obligada a una restructuración de su deuda, incluyendo canjes de deuda por capital, o incluso a acogerse al régimen de insolvencia o a instar su disolución y liquidación.

Entradas Relacionadas