Moody’s: aún existen incertidumbres para los acreedores de Dia

Moody's: aún existen incertidumbres para los acreedores de Dia

Moody’s ha anunciado que considera que las incertidumbres para los acreedores de la cadena de supermercados se mantienen a pesar de la victoria de LetterOne, dueña del 29% de la compañía, en la junta de accionistas, con una ampliación de 500 millones de euros.

A juicio de la agencia de calificación, la ejecución “exitosa” de la ampliación de capital de la sociedad controlada por el inversor ruso Mikhail Fridman está sujeta a varias condiciones que crean incertidumbres para los acreedores de la Dia.

Por ello, Moody’s cree que la ampliación de capital del consejo de administración por 600 millones de euros era “más clara” porque, si hubiera tenido éxito, Morgan Stanley habría suscrito dicho aumento y los bancos acreedores habrían proporcionado nuevas facilidades de deuda hasta el 31 de marzo de 2023.

En este escenario, Moody’s señala que una gran parte de la deuda bancaria de Dia, que ascendió a 928 millones de euros al cierre de 2018, vencerá el 31 de mayo 2019.

Bajo los términos de la propuesta de LetterOne, el aumento de capital de 500 millones de euros estará condicionado a llegar a un acuerdo con los bancos con respecto a una estructura de capital viable a largo plazo para la cadena de supermercados.

“En esta etapa, el resultado de las negociaciones con los bancos es desconocido”, ha afirmado Moody’s, que cree que LetterOne no ha solicitado una quita a la banca acreedora, algo que ha sido ya confirmado por la sociedad, al tiempo que pide una extensión de todas las obligaciones de pago hasta 2023.

Aunque los términos planteados por la sociedad controlada por Fridman paracen “bastante similares” al acuerdo que la administración de Dia alcanzó con bancos, LetterOne, según Moody’s, no tiene la intención de utilizar los ingresos de la venta de activos para pagar las facilidades de la deuda.

Bajo el plan de gestión del consejo, la venta del negocio de belleza Clarel y Max Descuento habría permitido a Dia pagar alrededor de 100 millones de euros de deuda.

En esta etapa, Moody’s considera que Dia sigue teniendo unos fondos propios negativos de 166 millones de euros, “lo que puede provocar una disolución de la empresa en virtud de la legislación española”.

Próxima

Entradas Relacionadas