Los seguros dentales: una forma de ahorrar en el dentista

Los seguros dentales para ahorrar en el dentista

Aunque el número de dentistas y clínicas dentales ha aumentado de forma exponencial en los últimos años, el estudio ‘Pacientes en el sector dental’, realizado por la Consultora Key-Stone, revela que todavía el 21% de los españoles no acude a una clínica dental por sus dificultades económicas. Y es que, de acuerdo con Statista, en 2018 el gasto medio en el dentista por parte de los consumidores de nuestro país fue de 485 euros. No obstante, los precios no son una excusa para dejar de hacerse las revisiones pertinentes. Ahorrar en las visitas al odontólogo es posible si se cuenta con un seguro dental. Es la opción ideal para mantener una correcta salud bucodental sin preocuparse por el dinero.

Si bien hay que hacer frente al pago de una prima en el seguro dental, en compañías como OralPrima el seguro anual para una persona es de 54 euros, incluyendo gratis en la póliza a los hijos menores de 21 años y a los familiares mayores de 65. Con esta cobertura, las visitas, diagnósticos, radiografías o limpiezas de boca pueden salir gratis. Lo que supone un ahorro importante para el paciente.

Por otro lado, contar con un seguro dental te permitirá llevar a cabo tratamientos prolongados como la ortodoncia e implantes, sin gastar una suma de dinero excesiva.

Antes de contratar una póliza es importante investigar los planes que ofrecen las diferentes aseguradoras. Así, invertirás en una opción que se adapte a tu presupuesto y necesidades. Fíjate que la empresa cuente con clínicas propias o que tenga concertados los servicios de distintos dentistas.

Desde luego, la prevención es el mejor ahorro. Sin embargo, por más de que tengas una rutina de higiene bucodental correcta –cepillado entre tres y cuatro veces al día y uso de hilo dental y enjuague bucal-, además de una dieta sana que incluya frutas o verduras y evite los dulces, caramelos, patatas fritas, refrescos, etc., hay casos en donde se hace imprescindible la visita al odontólogo.

Otras alternativas

Más allá de contratar una póliza dental, puedes emplear otros trucos para conseguir una visita al dentista a bajo precio. La primera es acudir a clínicas odontológicas universitarias, donde el precio de los tratamientos es más económico, ya que atienden los estudiantes de último año en prácticas. La segunda, negociar con el profesional odontológico para que te ofrezca un descuento. Se puede obtener beneficios de las ayudas que ofrecen algunos dentistas a los pacientes que tienen dificultades para recibir tratamiento dental.

Entradas Relacionadas