Las empresas españolas fuera de la Bolsa siguen las normas del buen gobierno

Empresas españolas fuera de Bolsa siguen las normas del buen gobierno

La mayor parte de la aplicación de las políticas y recomendaciones de gobierno corporativo, que contribuyen a aumentar la rentabilidad y el crecimiento de las compañías, está dirigida a las empresas que forman parte de la Bolsa. No obstante, algunas sociedades que no cotizan han dado pasos para adaptar sus normas al cumplimiento de la Ley de Sociedades de Capital, para tratar de ajustarse a los estándares de gobernanza y elevar los niveles de transparencia que ofrecen a sus grupos de interés. Así, lo han explicado desde el diario Expansión.

Estos cambios se han visto reflejados de diferentes maneras. Una, con la creación de comisiones que dependen de este órgano. Otra, con la entrada de independientes que sirven de contrapeso a los ejecutivos y a la presencia de vocales dominicales. El consejo del grupo Mutua Madrileña, por ejemplo, está formado por 12 miembros que, a excepción del presidente ejecutivo, Ignacio Garralda, son vocales externos. Cinco de ellos son independientes: Coloma Armero, José Luis Marín, Emilio Ontiveros, José Periel y Jaime Montalvo (vicepresidente, que actúa como consejero coordinador).

El caso de la farmacéutica Esteve es similar, ya que nombró como consejero delegado a Staffan Schüberg, un ajeno a la familia. Los vocales independientes son ahora un tercio de los 12 consejeros y uno de ellos actúa como consejero coordinador. La empresa ha seguido así los pasos de la también farmacéutica Uriach, donde el puesto de CEO recae, desde 2010, en alguien que no pertenece la familia propietaria.

Tous es otra de las empresas que ha incorporado independientes. Tal es el caso de Ignacio de Pinedo, quien entró como tercer vocal.

La filial española de Schindler, el fabricante de ascensores, renovó en septiembre su consejo de seis miembros. Alberto Terol y Pío Cabanillas, como independientes, junto a Tomás Pedraza cubrieron las vacantes de Carlos Espinosa de los Monteros, por jubilación, y Fernando Satrústegui por fallecimiento.

Correos es la empresa pública que destaca en este aspecto. De sus 15 consejeros, solo su presidente, Juan Manuel Serrano, es vocal ejecutivo. El resto son externos. Uno es dominical (José Ángel Partearroyo) y los otros 13 son independientes.

Autor

Redacción

Próxima

Entradas Relacionadas