Kutxabank abonará 127,1 millones como dividendo a las fundaciones BBK, Kutxa y Vital

Kutxabank abonará 127,1 millones como dividendo a las fundaciones BBK, Kutxa y Vital

Kutxabank abonará a las fundaciones bancarias BBK, Kutxa y Vital, propietarias únicas del banco, un dividendo a cuenta de 127,1 millones de euros, en forma de anticipo, que se completará una vez cerradas las cuentas de 2018.

Según ha explicado el banco vasco, “el cumplimiento de los requerimientos de capital marcados por el Banco Central Europeo permite a Kutxabank continuar maximizando el dividendo que perciben las fundaciones bancarias accionistas, que en los últimos tres ejercicios se ha situado en el 50% del beneficio neto”.

Con este pago a cuenta, han detallado sus responsables, Kutxabank ha distribuido más de 500 millones de euros con cargo a los últimos cuatro ejercicios.

Recientemente, el Grupo Kutxabank vendió a una entidad gestionada por Bain Capital Credit LP -empresa de Boston (EEUU) -una cartera de riesgo promotor problemático, por un valor bruto cercano a los 700 millones de euros.

Esta cartera, compuesta por activos dudosos y créditos fallidos a promotores inmobiliarios, ha estado gestionada por el área de Negocio Non Core Real Estate, y está compuesta por préstamos con garantía hipotecaria.

Los préstamos están garantizados por suelos en su mayor parte -el 48 %-, así como por viviendas terminadas, un 29 %, que se ubican en las áreas de influencia del grupo, Andalucía y Euskadi.

La operación se ha realizado mediante un proceso de oferta competitiva, que ha contado con la participación del banco de inversión Alantra, encargado de coordinar el proceso de venta.

Según Kutxabank, la operación se produce en un momento en el que existe un gran apetito inversor por este tipo de activos. Por ello, el grupo financiero vasco se ha planteado por vez primera una transacción de estas características, que le permite consolidarse como una de las entidades financieras con mejor perfil de riesgo.

“La operación prácticamente permitirá concluir el proceso de saneamiento del balance de activos dudosos y fallidos del banco”, asegura Kutxabank.

En cifras, el impacto previsto en la ratio de morosidad del grupo es de casi 50 puntos básicos, con lo que cae por debajo del 4%.

La venta de la cartera impacta de forma positiva en el capital CTE1 ‘fully loaded’ (el de calidad, que incorpora las exigencias del regulador), que mejora en aproximadamente 10 puntos básicos. De esta forma, Kutxabank se consolida como la entidad con mayor solvencia de primera calidad del sistema financiero español.

Entradas Relacionadas