Los inversores reducen las compras de deuda italiana

 

Los inversores reducen las compras de deuda italiana

Los inversores internacionales redujeron las compras netas de deuda italiana en 46.232 millones de euros entre enero y septiembre de este año, según las cifras que figuran en las bases de datos del Banco de Italia.

Aunque la incertidumbre entre los inversores fue generalizada y se registraron caídas en todos los ámbitos, el principal sector afectado fue la deuda emitida por el Estado. Así, los inversores extranjeros redujeron la cantidad neta de deuda soberana italiana en su carteras en un total de 26.433 millones de euros.

En segundo lugar se situó la deuda emitida por bancos y entidades financieras, cuyas compras se redujeron en los primeros nueve meses del año en 14.923 millones de euros. De su lado, los inversores redujeron su posición neta en 4.874 millones en deuda emitida por empresas del país mediterráneo.

Observando la reducción neta por meses, las dos mayores caídas coinciden con los dos primeros meses del Gobierno formado por Movimiento 5 Estrellas y Liga Norte: mayo y junio. Así, en mayo, los inversores extranjeros recibieron la llegada del nuevo Gobierno reduciendo sus compras netas de deuda en 33.813 millones de euros. En junio, la caída fue todavía más pronunciada y descendieron en 38.829 millones de euros.

“Oficialmente, los bonos del Gobierno italiano se consideran libres de riesgo”, explicó esta misma semana el cofundador de la gestora Flossbach von Storch, Bert Flossbach. “Sin embargo, son extremadamente arriesgados, como han demostrado las pérdidas registradas en los últimos meses”, añadió.

“Sin el apoyo del Banco Central Europeo, los mercados de capitales de Italia se enfrentarían a una pérdida de credibilidad, lo que haría que los rendimientos de los bonos del Gobierno aumenten a un nivel excesivo”, apostilló Flossbach.

El propio Banco de Italia, en su Informe de Estabilidad Financiera publicado el viernes, reconoció que los inversores extranjeros habían “desinvertido fuertemente” al mismo tiempo que la liquidez del mercado secundario se ha “deteriorado”. “Los precios de los bonos soberanos de Italia han incorporado un riesgo que no está presente en otros países de la zona euro”, añadió el Banco de Italia.

Entradas Relacionadas