¿Aprovechamos bien nuestro seguro de hogar?

contratar seguro de hogar

Aunque en España no es obligatorio, las personas que deciden contratar seguro de hogar muchas veces desconocen todas las características con las que cuentan. Aunque todo siempre dependerá de las coberturas del propio seguro, que van de planes básicos a más completos.

Los seguros de hogar más habituales no sólo se limitan a cubrir los clásicos robos, incendios o inundaciones. Hoy en día los seguros de hogar ofrecen un amplio abanico de coberturas complementarias, que van desde la seguridad informática, a la reparación de electrodomésticos, calderas o aparatos de aire acondicionado o la asistencia jurídica.

Es habitual que las pólizas más básicas se hagan cargo de la reparación del móvil y de otras muchas necesidades. Las compañías de seguros suelen saber cuáles son las coberturas principales como los daños por agua, robo e incendio y, en el mejor de los casos, también incluyen alguna cobertura complementaria.

Otra de las coberturas que desconocemos es que los seguros ofrecen un servicio de asistencia informática en el hogar, que incluye recuperación de datos. Hay otras pólizas que también contemplan defensa jurídica por ciber riesgos, que consistiría en el asesoramiento jurídico a distancia y reclamación en conflictos relacionados con el comercio electrónico e internet.

En cuanto al aspecto judicial, son cada vez más las compañías de seguros que están ampliando estas coberturas fuera del ámbito de la vivienda. De este modo, han empezado a incluir la defensa jurídica laboral, la reclamación frente al inquilino que se extiende a la acción del desahucio y la defensa fiscal.

Otra de las coberturas que se desconocen es la del testamento online que incluye la elaboración del testamento abierto notarial y borrado digital tras el fallecimiento. Y en materia sanitaria, también se abarcan servicios de orientación y asesoramiento médico durante las 24 horas.

Cuando se producen cortocircuitos o sobretensiones que estropean los alimentos del interior de la nevera, el seguro repone el coste de los bienes y fármacos afectados. Los seguros también abarcan la responsabilidad civil, extendiéndola en algunos casos a inquilinos e incluso a animales domésticos.

Aunque normalmente desconocemos las coberturas, hay veces que estamos convencidos que nuestro seguro cubre una determinada incidencia y cuando llega el momento nos comunican lo contrario. Es por este motivo, por el que a la hora de contratar el seguro de hogar debemos informarnos bien del alcance de todas las coberturas y exclusiones.

Entradas Relacionadas