Japón compra bonos españoles y vende otros europeos

Los inversores japoneses elevaron su exposición neta a deuda española con vencimiento a largo plazo en 38.700 millones de yenes (297 millones de euros) durante el pasado mes de mayo, mientras recortaron sus posiciones en deuda emitida por Alemania, Francia o Italia, así como en bonos de EEUU, coincidiendo con el repunte de la incertidumbre política en el Viejo Continente con el ascenso al Gobierno en Italia de Lega y ‘M5S’, así como por las tensiones comerciales entre EEUU y sus socios.

De este modo, la exposición neta japonesa a los bonos españoles aumentó en mayo por undécimo mes consecutivo, aunque lo hizo a un ritmo sustancialmente inferior a los 349.900 millones de yenes (2.687 millones de euros) del incremento récord registrado en abril, tras los 282.100 millones de yenes (2.167 millones de euros) del aumento contabilizado en marzo.

En concreto, las adquisiciones de valores de deuda española a largo plazo por parte de inversores japoneses sumaron en mayo un total de 809.800 millones de yenes (6.221 millones de euros), un 4,7% menos que en el mes anterior, mientras dispusieron de 771.100 millones de yenes (5.924 millones de euros), un 54% más que en abril, según los datos del Ministerio de Finanzas de Japón.

En contraste con la apuesta de Japón por la deuda española, los inversores nipones recortaron en mayo el peso de la deuda alemana en sus carteras en 712.100 millones de yenes (5.470 millones de euros), mientras que redujeron su apuesta por los bonos franceses en 157.100 millones de yenes (1.207 millones de euros) y en 85.400 millones de yenes (656 millones de euros) su exposición neta a la deuda a largo plazo emitida por Italia.

Asimismo, durante el pasado mes de mayo, los inversores japoneses redujeron en 2,07 billones de yenes (15.908 millones de euros) el peso de la deuda a largo plazo de EEUU en sus carteras, su mayor ajuste en tres meses.

A nivel global, los inversores nipones redujeron en 385.900 millones de yenes (2.963 millones de euros) su exposición neta a valores con vencimiento a largo plazo denominados en euros, tras haberla incrementado en 634.500 millones de yenes (4.871 millones de euros) en abril y en 901.800 millones de yenes (6.924 millones de euros) en marzo.

Entradas Relacionadas