Banco de España: el 1,96% de la población española no tiene servicios de acceso al efectivo

Banco de España: el 1,96% de la población española no tiene servicios de acceso al efectivo

A través de su informe ‘Concentración y competencia bancarias en España: el impacto de la crisis y la reestructuración’, incluido en la Revista de Estabilidad Financiera, el Banco de España ha precisado que el 1,96% de la población española no disponía de ningún servicio de acceso al efectivo a finales de 2016, que es el medio de pago preferido por el 53% de los usuarios, debido al cierre de oficinas y cajeros automáticos.

En este documento, el organismo señala que un total de 3.402 municipios y 913.682 habitantes no tenían acceso al efectivo al cierre de 2016.

Esta situación tiene lugar en un contexto en el que el dinero en efectivo es el medio más habitual de pago para el 53% de los españoles. En la zona euro, los cajeros automáticos son su principal fuente de obtención (61%), y el 20% de encuestados dice retirar dinero de cajeros o del banco dos o tres veces al mes.

La consolidación del sistema financiero español ha supuesto el cierre de oficinas bancarias por la necesidad de ajustar la capacidad y reducir los costes tras la fuerte expansión experimentada en años anteriores. En concreto, el número de oficinas de entidades de depósito se recortó en 17.873 entre 2008 y 2017 (-39%), de las que 937 correspondieron al año pasado.

Tras el recorte, el número de oficinas bancarias se situó en 27.706, en niveles de 1981. Así, a finales de 2017, un total de 4.109 municipios carecían de oficina, lo que afectaba al 2,7% de la población española y, especialmente, a Castilla y León, aunque el Banco de España apunta que, en general, son municipios pequeños que no tienen muchas posibilidades de utilizar el efectivo, ya que carecen de bares o tiendas y se cerraron hace tiempo centros médicos escuelas.

En cuanto a los cajeros automáticos, el número se situó en 50.839 instalados en España en 2017, un 17,6% menos que en 2008, si bien experimentaron un ligero repunte en el último año.

El informe del Banco de España apunta que Internet facilita las operaciones bancarias evitando la exclusión financiera, pero que el cierre de oficinas dificulta el acceso al efectivo al segmento de población que lo usa como medio de pago principal y único.

Para complementar la distribución de efectivo, las entidades han implantado cajeros automáticos desplazados y otras facilidades, como oficinas móviles en zonas rurales. De esta manera, en el país existían, a finales de 2016 al menos 690 agencias móviles y unos 966 municipios o pedanías que tenían cubierto el servicio de efectivo a través de agentes colaboradores, empleados propios desplazados o a través de los servicios de las compañías de transporte de fondos.

Entradas Relacionadas