Deutsche Bank retira su preferencia por la Bolsa española

Deutsche Bank retira su preferencia por la Bolsa española

Deutsche Bank ha retirado su recomendación de ‘sobreponderar’ la inversión en Bolsa española, cuando el Ibex está a las puertas de recuperar lo perdido en 2018. La renta variable española deja de ser una de las opciones preferidas por los analistas de la entidad germana.

La última actualización en las preferencias de Deutshe Bank incluye además otro cambio destacado. Eleva su recomendación sobre la Bolsa de Reino Unido hasta ‘sobreponderar’, un movimiento que va en la misma línea que el anunciado recientemente por otras firmas de inversión como UBS y Citigroup, más optimistas sobre la evolución de la renta variable británica.

Además, la entidad alemana, considera que el Ftse 100 británico, desinflado un 4% en lo que va de año, ofrece mayor atractivo debido a su valoración ‘más barata’ y al impulso que podría otorgar una mayor debilidad en la cotización de la libra.

Por el contrario, los analistas de la firma de inversión alemana enfrían sus perspectivas sobre la renta variable española al apreciar una menor pujanza en los datos de actividad económica en la eurozona. La posibilidad de que el ciclo de crecimiento de la eurozona esté a punto de tocar techo se ha convertido en un creciente tema de debate en las últimas semanas.

El Ibex encadenó el pasado viernes cuatro semanas consecutivas de avances. Esta remontada ha situado al índice selectivo español a las puertas de la barrera de los 10.000 puntos, y a un paso de recuperar todo lo perdido en el año respecto a los 10.043 puntos con los que finalizó 2017.

El balance prácticamente plano que presenta el Ibex en 2018 mantiene una revalorización superior al 60% desde los mínimos registrados durante la crisis, en el año 2012.

A comienzos del mes de abril, el mayor banco de Alemania, ha cesado a su consejero delegado, el inglés John Cryan, quien abandonará la entidad a final de mes, dos años antes de la finalización de su contrato, aunque será reemplazado con efectos inmediatos por Christian Sewing, actual responsable de banca privada y comercial, que incluye el negocio minorista de Postbank.

Desde su nombramiento, primero en 2015 como co consejero delegado de Deutsche Bank y desde 2016 como máximo ejecutivo de la entidad alemana, Cryan ha tratado de cambiar el rumbo del mayor banco de Alemania, que en 2017 registró pérdidas por importe neto de 497 millones de euros, registrando así su tercer ejercicio consecutivo en ‘números rojos’, tras perder 1.356 millones en 2016 y 6.772 millones en 2015.

Entradas Relacionadas