Rafael Miranda (Acerinox): “La expectativa para el dividendo es positiva”

Rafael Miranda Acerinox La expectativa para el dividendo es positiva

Rafael Miranda, presidente de Acerinox, aseguró en una entrevista para El Economista que “la expectativa para el dividendo es positiva ya que si el negocio va como nosotros creemos actualmente, habrá suficiente generación de caja como para plantearse otras circunstancias.”

Rafael Miranda alega en la entrevista que Acerinox, la cual aprobó recientemente el dividendo en 0,45 euros por acción en 2018, ha mantenido positivamente el dividendo por décimo año consecutivo: “Cuando decidimos que el dividendo de 2017 volviera a ser en efectivo lo hicimos precisamente pensando en que tenemos un horizonte estable para seguir manteniéndolo así. Nuestras expectativas son positivas. Si la volatilidad del negocio nos respeta, entre otras cosas, tenemos una expectativa para el dividendo positiva”. A falta de que se actualicen las cifras en el consenso de mercado -considerando que los 234 millones de beneficio los esperan para 2018-, por el momento, sí han mejorado su proyección para el pago de Acerinox. Prevén que se sitúe en los 46 céntimos en 2019, en los 0,48 euros por título ya de cara a 2020, lo que implica un crecimiento del 6,6%, algo notable para una compañía totalmente ligada al ciclo.

Sobre la sostenibilidad de los márgenes de doble dígito, el presidente de Acerinox admitió que “influirá en ellos el comportamiento de los mercados, aunque nuestra expectativa de precios es positiva con lo que los márgenes consideramos que seguirán estando en dos dígitos. Hemos pasado del 6,8 por ciento en 2015 al 10,6 por ciento en 2017, con lo que de cara al futuro estaremos más cercanos a los del último año que a los del pasado. En la última década, este es el mejor margen ebitda que hemos tenido”.

Por otra parte, Rafael Miranda ha valorado la “hibernación” de la inversión en el mercado asiático, donde se decidió la creación de una nueva fábrica en Malasia, por el parón de producción y exportaciones de acero que está protagonizando China: “El mercado asiático es el más competitivo del mundo. nuestra fábrica suministra tanto producto semielaborado propio, con parte que va desde Europa (en Algeciras) o desde Sudáfrica (Columbus) y también desde China, donde tenemos un gran proveedor”, explica. No obstante, Miranda admite que “las condiciones actuales del mercado asiático no permiten ni imaginar volver a pensar en reinvertir más dinero allí, a pesar de que nuestra expectativa para Bahru es positiva”.

Además, Acerinox se caracteriza por suministrase en gran parte de “chatarra”, según explica Rafael Miranda en la entrevista: “Afortunadamente, nos suministramos mucho más de chatarra con contenido en níquel que de níquel puro. Más del 75% de nuestra materia prima es chatarra, y eso tiene dos efectos: forma parte de la economía circular y tiene ventajas medioambientales, y luego somos capaces de conseguirlo con un diferencial menor que si lo adquiriésemos como materia prima pura. En concreto, el níquel, están en tendencia creciente, a pesar de toda la volatilidad que tienen implícita, y esto puede tener un efecto positivo sobre los precios de nuestro producto final”. El precio del metal sube más del 5% en 2018, pero los avances empezaron mucho antes: desde los mínimos que tocó en 2016, no vistos desde 2003, en los 7.595 dólares por tonelada, ha repuntado un 77,2% hasta ahora, cuando cotiza en el entorno de los 13.500 dólares.

Por último, Rafael Miranda afirmó sobre una posible operación corporativa que “este negocio tiene un crecimiento inorgánico muy potente. Pocos sectores han registrado un crecimiento anual acumulado del 6 por ciento desde 1950 y este es uno de ellos. Acerinox es una empresa global, que vende a unas 90 fábricas y nos sentimos cómodos así. Pero, además, tenemos una posición financiera potente con lo que si se dieran las circunstancias somos un actor activo y hay que estar con el ojo avizor, aunque ahora mismo no hay necesidad ni vemos que nos aporte mucho. Lo peor es tener avidez y no tener dinero, y nosotros tenemos las dos cosas”.

 

Entradas Relacionadas